Sonda InSight

Un vistazo a Crónicas marcianas de Ray Bradbury

“La vida en Marte nos devolverá la cordura;
será como una lección práctica de civilización.
Aprenderemos de Marte.”

Crónicas marcianas,
Ray Bradbury

Hace unos años se festejó el centenario luctuoso de Ray Bradbury (1920-2012), quien en ese entonces era un desconocido para mí. Este festejo provocó la realización de varios eventos para honrar su legado literario, como lo fue una lectura en voz alta de algunos cuentos encontrados en Crónicas marcianas [The martian chronicles (1950)].

Se narraron tres cuentos, pero sinceramente no recuerdo cuáles fueron a excepción de uno: El picnic de un millón de años. Octubre de 2026. No sé qué fue, pero sin duda me cautivó.

Al día siguiente, fui a la biblioteca de la universidad y busqué el libro para sacarle copias (aún no podía darme el lujo de adquirirlo).

Crónicas marcianas - Ray Bradbury

Con el vaticinio de Jorge Luis Borges, Crónicas marcianas relata cómo los humanos empezaron a buscar nuevos planetas para poder vivir en ellos, ya que la vida en la Tierra se había vuelto tétrica. Así como el que busca encuentra, los astrónomos localizaron a Marte. Comenzaron a hacer las investigaciones y, a su vez, las expediciones para llevar la vida humana. Una vez conquistado “el planeta rojo”, la vida comenzó a desarrollarse mientras la Tierra quedaba olvidada con un picnic familiar.

No obstante, en la época en que fue escrita esta novela, hubo una paranoia mundial por las guerras nucleares que se vociferaban entre sí Estados Unidos y Rusia, capitalismo y comunismo respectivamente, y de cómo el espacio exterior también estaba en juego: el avance tecnológico era una demostración de quién era el mejor y la cereza del pastel sería, desde luego, la conquista de aquél. Sin embargo, ¿Cómo pueden buscar otro planeta si lo convertirán en otra Tierra? Y cuando éste ya no sirva, ¿Buscarán otro y tendrá el mismo final que estos dos y así sucesivamente? Bradbury, en voz de sus personajes, critica las posibles expediciones a Marte y cómo han descartado la vida en la Tierra, ya que las guerras nucleares, la contaminación, la gentrificación, dicho más claro, el progreso moderno, ha provocado que dicho lugar sea inhabitable y, por tanto, desechado. Es más, vuelve a preguntar, si se están dando cuenta, ¿Por qué no evitarlo y cuidar este lugar en vez de empeorarlo?

Crónicas marcianas - Ray Bradbury
Img – NASA

En este sentido, Crónicas marcianas resurge después de 68 años. El pasado 26 de noviembre, con grandes expectativas, la NASA transmitió en directo el “amartizaje” de la sonda InSight, la cual llevará a datos más concretos sobre si hay esperanzas de vida -y de vivir- en Marte. De ser así, ¿Qué pasará con la Tierra y con su vida? ¿Empezaremos a creer que las estaciones del metro Chabacano e Insurgentes son una real emulación de una ciudad marciana? Más que alegría, estas expediciones nos dejarán muchas preguntas y pocas certidumbres para el porvenir.

Crónicas marcianas - Ray Bradbury
Img – NASA

¿Dónde conseguir el libro?

Prácticamente se vende en todas las librerías a $138 pesos mexicanos; pero también se puede conseguir fácilmente en librerías de segunda mano a un precio que oscila entre $50 y $100, ya que depende la edición y el estado del libro.


Bibliografía:
• Bradbury, R. Crónicas marcianas. Colombia: Círculo de lectores, 1976.
• Afp. (26 de noviembre de 2018). Llega a Marte la sonda Insight. La Jornada.

Créditos de imágenes: 
NASA / JPL-Caltech

Etiquetas de la nota
, ,
Más de Erick Antonio Juayek Tapia

Breves reflexiones

Breves reflexiones estéticas sobre la canción “Yo” de José Alfredo Jiménez “Procura...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.