Desenchufando el vinyl

Adivinanzas tras la neblina del alma, van enmascarando facetas. Nunca tan prodigiosamente la salida de tuerca – más que la vuelta – expuso tanta verdad, la hilaridad consumada para decir lo que todos piensan, imaginan pero – hasta ahora – nadie se atrevía a reconfigurar. El temor no tiene cabida entre los impenetrables tonos oscuros sobre la faz dura, divertida e interrogativa en la explosiva sonrisa y el trance del destape súbito al filmar la piel, sumando recovecos aquí y allá.

Las pupilas comparten un solo reflejo detrás de los pecados del alma, karma. La parafernalia pictórica se reescribe, se imagina desde otro ángulo, uno invisible, aquel que nace del anonimato de las emociones del artista. La obra de Alejandro Martínez, es la suma de varias palpitaciones citadinas, donde los elementos cotidianos buscan ser puestos de nuevo sobre el frenesí de la mirada. La música vibra dentro de la piel del rojo, el verde y la melodía mitifica las formas; envuelve tanto, que solo quieres perderte en la contemplación absoluta, este es tu momento, solo hay un tono, tú mismo.

Hay otras corrientes que van fluyendo alrededor de la obra del artista tapatío, la tonalidad de los ritmos es una de las particularidades, es un gusto, cada vez que recorremos con la mirada el rostro de uno de los tantos virtuosos que ofrecieron con su música, otra partitura gráfica conjunta a la de Alejandro. El arte de Alejandro contiene una voz propia, electrizante. Abre el telón para todas las interpretaciones, donde resurgen sentimientos, noches adornadas de melodías, la nocturnidad de una canción. Nunca la música se combinó tan magistralmente con el vivido óleo, en límites más perfectos que los que vienen hilados en la esfera radiante de un vinyl.

Alejandro Martínez Zaragoza (13 de Diciembre 1975) inició su formación artística en talleres de dibujo – Héctor Javier Ramírez – y de Gráfica – José Gutiérrez –. De igual manera su obra se ha presentado tanto en Exposiciones Colectivas como Individuales – Jalisco y Querétaro. Asimismo su obra fue seleccionada en el concurso Salón de Octubre, y participó como maestro de intervenciones urbanas en el proyecto SUCEDE – Cultura Guadalajara.

Etiquetas de la nota
, ,
Más de Alma A. C. Carbajal Guzmán

La escena colateral de Okón

La mancha colateral de la cultura de consumo de la que somos...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.