Monstruos de vapor

Txt – Abraham Martínez

Dentro de las estéticas de la ciencia ficción, un movimiento que ganó gran auge desde la década de los 90’s es el Steampunk: Se trata de un subgénero que desde sus inicios ha explorado la historia alterna de la época victoriana británica, o del viejo oeste norteamericano; historia en la que inventos extraordinarios (aun para el siglo XXI) impactan en un mundo donde la Revolución Industrial es ya la norma. Así encontraremos aeronautas con sombreros de copa y cyborgs en corsette, siempre retomando la estética de las obras clásicas de Jules Verne y H.G. Wells.

En México ya se habían escrito historias ambientadas en un Steampunk ubicado en nuestro contexto histórico: un referente histórico muy anterior es la película “Bloody Marlene“ de 1979 (Dirigida por Alberto Mariscal) y mucho tiempo después, el cuento “La bestia ha muerto” de Bernardo Fernández “BEF” de 2003; aunque el movimiento empezaría a tomar forma y fuerza después del 2010, por citar un ejemplo, con la aparición de la revista virtual “FIUSSS” que sigue vigente.

Con el creciente interés del público mexicano en el movimiento, fue en 2016 que publicamos la antología de cómic “Dictadura de Vapor”, ubicando el steampunk nacional en una era contemporánea a la Inglaterra Victoriana, es decir, el Porfiriato.

Para el 2017, el siguiente proyecto dentro del género se planteó metas aun más ambiciosas: integrar una antología de cómic a color, tamaño magazine, de 76 páginas, que incluyera ocho historias autoconclusivas, la mitad de ellas ocurridas en el Porfiriato, y la otra mitad abarcando otro popular periodo del steampunk: los inicios del siglo XX y la Gran Guerra, que en nuestra historia coincidió con la Revolución Mexicana.

Monstruos de vaporEl resultado es un viaje entre los años 1867 y 1921: La antología inicia con el encuentro de las tropas del General Celestino Brito, y un autómata dañado, último remanente de los ataques a Campeche y Champotón. Este primitivo robot, ha superado su directiva de combate y esperará dócilmente el destino que le depare el ejército mexicano. Escrita por Carlo Chablé (campechano radicado en Jalisco) cuenta con el excepcional arte de Miguel Ángel Hernández, un veracruzano cuyas ilustraciones ya habían engalanado las antologías “Pulpo Cómics” y “Smog” en México, así como “Heavy Metal” en Estados Unidos.

El viaje ucrónico continúa en “La séptima armadura”, ubicándonos enYucatán. Aquí una armadura movida por misteriosa energía atómica, despierta la atención de un gigante antiquísimo, en una fusión de magia y ciencia ficción escrita por Juan Fleites, quien ha forjado su carrera como ilustrador en Reino Unidos y Canadá,

En “Adán Espinoza y la nueva raza de bronce” el escenario es un porfiriato floreciente en plena CDMX, en el que México tiene a su alcance la tecnología más avanzada del mundo: una fábrica de robots que promete desplazar la mano de obra humana. Adán es un ingeniero a quien Doña “E”, jefa de la policía secreta porfiriana, reclutará para rescatar a Felix Díaz (sobrino del presidente) quien aparentemente es prisionero dentro de la fábrica automatizada. Escrita por Abraham Martínez (a la sazón, editor de la antología) fue ilustrada por Fabián Cobos, colorista cuyo trabajo ha sido publicado en las páginas de varios cómics de Marvel y DC.

La primera parte de la antología concluye con la historia “Soldado” que nos enviará al norte del país, a las colindancias entre Sonora y Chihuahua durante los años que ocurrió el “Tomochic” de Heriberto Frías. El potosino Efren Bantú, escribió la historia de un hombre corto de vista, que se enrola en el ejército federal para enfrentar a los indígenas tomoches rebeldes, a quienes los británicos han vendido armas, para afectar los intereses de Estados Unidos en el país. El arte corrió a cargo del tapatío Fabián Quintero, egresado de la Facultad de Artes de la Universidad de Guadalajara y con amplia experiencia en el arte secuencial.

La segunda mitad que transcurre en los años de la Revolución, empieza en la ciudad fronteriza de Ciudad Juárez en 1911: Aprovechando los enfrentamientos, el armero norteamericano John Moses Browning se entrevista con el Señor Espadas, empresario corrupto que utilizando necromancia de los rarámuris, le ofrece el arma definitiva. Solo un héroe apache podrá detenerlo, y su nombre da título a esta historia: “Karmesí”. El guion fue escrito por Francisco Arce y el arte corrió a cargo de Rubén Dario y Alexis Rueda, todos integrantes del colectivo juarense “656”.

Siguiendo con las aventuras revolucionarias en el norte, encontramos “El centauro del norte” historia escrita por Alberto Calvo e ilustrada por la tatuadora “Cat No Name” (Karla Rivera) donde en un estilo manga muy propio, veremos el origen del famoso caudillo, posterior a su enfrentamiento con una hermosa pero temible bruja.

Trasladándonos a la batalla de Zacatecas de 1914, encontraremos un brillante homenaje a H.G. Wells: “Marte contra Siegfried” un choque de titanes que enfrenta a un gigante mecánico producto de la ingeniería de Manuel Mondragón, puesto al servicio de Victoriano Huerta, para enfrentar a un trípode marciano comandado por los fieles a Pancho Villa y Rodolfo Fierro. La historia fue escrita por el veterano autor de ciencia ficción Gabriel Benítez (nominado al premio Ignotuz en 2007) con vibrante arte del chihuahuense Alex Sarabia, tintas el hidrocálido Jesús Salas II y color del tampiqueño Guillermo Regalado.

Cierran la antología los tapatíos III Yip (guion), Carlo Chablé y Diana Noriega (arte), en la historia “Nacozari” que une la leyenda del sonorense Jesús García Corona, con la de uno de los héroes modernos del steampunk: Nikola Tesla. En esta historia ubicada a principio de los 20’s en Sonora, criaturas de otra dimensión asolan la frontera con Estados Unidos y harán falta verdaderos héroes para salvar el día.

Como un extra a la edición, hay dos páginas de sketches y notas que incluyen los primeros diseños de portada de Jorge Noriega, apuntes de personajes y comentarios sobre el desarrollo de la historias, cerrando la edición un epílogo del editor y en la contraportada, unas palabras del escritor de ciencia ficción mexicana Francisco Haghenbeck.

Presentada con gran éxito en el Primer Salón del Cómic de la Feria del Libro de Guadalajara en diciembre de 2017, está disponible con sus autores y a través de la página de Facebook de la editorial Fantasías Para Noctámbulos.

Etiquetas de la nota
, , ,
Más de Fantasías para noctámbulos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.