Mi Top 10 (personal e intransferible) de los videos de 2018

Parte I

Acabó el 2018, un año que, viéndolo en perspectiva, fue histórico. La historia siempre está escribiéndose pero reflexionar sobre ella es como intentar dar en un blanco sin conocerlo, con los ojos vendados. A nivel cultural, el vaivén entre el siglo XX y XXI ha terminado. Y todo ello se refleja en el arte. El feminismo, el decolonialismo, la post-verdad, el capital hiperacelerado, el mundo físico-digital, la data como objeto preciado, entre otros tantos temas, definieron los recorridos ideológicos y estéticos de la globalización cambiando formas de consumo y recepción. Bajo esto, lo más relevante en la videósfera, y desde mi turno para disparar, fue lo siguiente.

1. This is America. Childish Gambino

“Hombre negro, toma tu dinero.”, dice Gambino. Estados Unidos está desmoronandose frente a nosotros. Trump es su símbolo, por más millones que entren en sus arcas. Algo está mal con aquel sueño social político y económico. Cada país de la periferia, replicando el mensaje de Gambino, hizo su propia versión. Mejor que ésta, This is Ayiti (Haití). Las letras, la música: épico.

2. APES**T. THE CARTERS (Beyoncé, Jay-Z)

Sobre este video ya me había extendido tratando de explicar su relevancia. Si los blancos primermundistas pueden juzgar bajo sus propios parámetros todo el mundo que los rodea. ¿Por qué los negros primermundistas también no pueden hacerlo?

3. Faceshopping. SOPHIE

Intenté ponerlo en otro lugar de la lista. Ya hay un artículo. No pude. El video muestra, desde adentro, fragmentos de este siglo XXI, el cual presiento. Somos avatares, carne viva. Pero si algo no cambia el sueño eterno del progreso es el consumismo. Si una economía se estanca, el pánico se esparce. El crecimiento no puede detenerse, aunque acabemos con todo.

4. Reggaeton. J-Balvin

Después de tres años de remixes, feats., hibridación y riesgos, el genio del reggetón vuelve a lo básico. Ahí está Tego, Dj Playero, Luny Tunes, Daddy, Don Omar, Yandel, otros tantos. Suena “viejo” pero sin dejar el estilo de SKY y Balvin. Se quitan del éxito creado por ellos mismos y rinden homenaje a quienes se lo deben. “Y si el pueblo pide… no se lo voa’ negar.”

5. Malamente. Rosalía

Junto a Bad Gyal y Tangana, el mainstream español está siendo reinterpretado. Con este éxito, el flamenco regresó a las masas. Un género con tanta historia, no podía salir sin crítica. Con todo ello, el ritmo de esa historia late y la reinterpretacion simbólica de un cliché de lo español rompe fronteras. En la calle, todo lo marginal cabe. Ya no hay toros sino motos. Y la inquisición interna, de una sociedad única en el contexto europeo, también sabe andar en patineta.

Esperen pronto la segunda parte.

Etiquetas de la nota
,
Escrito por
Más de Alonso Ruiz

Viaje al fin de la noche

“Es que aún no conocía a los hombres. No volveré a creer...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.