I Can’t Believe It’s Not Art!

Galería Mashimon, CDMX

Bob Esponja, minions, animé, una cinta que acumula cochinada tirada en el piso, el retrato al óleo de un pato: todo comprimido en el envase de una nueva mantequilla de artista: I Can’t Believe It’s Not Art!

Ponzoña - Mashimon

En el año 2004, el crítico Rubén Gallo agrupaba a una serie de creadores que, en la Ciudad de México, realizaba incisiones y reflexiones en torno a los imaginarios visuales de la capital. El libro se titulaba New Tendencies In Mexican Art y fue objeto de críticas en los círculos académicos. El intento por ofrecer una panorámica suele ser cuestionado precisamente porque para el público siempre insatisfecho aquello tiene un no sé qué de selectivo, de parcial, de incompleto. Sin embargo, seleccionar artistas emergentes y unificar una visión en común es un riesgo que vale la pena asumir.

“Ponzoña”, la más reciente exhibición en la galería Mashimon, ofrece un consistente catálogo de tendencias en el arte capitalino contemporáneo, sin más pretensión que la de reunir puntos de vista, la mayoría de las veces irreverentes y corrosivos, entre una treintena de artistas que va de los veintiuno a los treinta años de edad. Egresados de La Esmeralda en su mayoría, algunos de los artistas no se conocían entre sí, lo cual difiere de las dinámicas muchas veces sectarias de los espacios de exhibición en la Ciudad de México. Es un relato generacional desafiante que celebra el grafiti, la reapropiación y el inagotable repertorio de las caricaturas.

Ponzoña - Mashimon

Ubicada en el quinto piso del Pasaje Catedral, gigantesco almacén kitsch de ornamentos religiosos, Mashimon solía ser una antigua bodega que almacenaba posters de estrellas de la farándula y estampitas de santos. Para llegar, conviene usar el vetusto elevador operado por un recepcionista que espera una propina en un cochinito de cerámica. El gran acierto de este espacio es, precisamente, haber reactivado un recoveco olvidado por la mezquina mano de la modernidad, desafiando la presencia del intercomunicador que modula el libre pero elitista acceso a las galerías convencionales.

Curada por Raúl Aguilar, Trilce Zúñiga y CHUZMA, gestores de Mashimon, “Ponzoña” es un muestrario del arte inconforme producido por jóvenes en una era de incertidumbre. Esa incertidumbre astrológica, política y social de saber si ganará o no la izquierda; si pasará México el mundial; si Mhoni Vidente se volverá a equivocar… Puestas en tensión entre sí, nerviosas y expectantes, como recién ingresadas a una junta de Neuróticos Anónimos, las piezas que integran “Ponzoña” son francas, ácidas y, aunque recurren a referencias pop, no tienen ese viso irónico o condescendiente que en ocasiones vemos en las ferias de arte.

Ponzoña - Mashimon

Por ahí aparecen los alucinantes collages de técnica mixta de José Luis Campos; el trabajo de Cumi, apegado al fanzine y a los cómics; el pesimismo y humor de los retratos de hombres vomitando de Cynthia Zamora; el trabajo de la artista multidisciplinar Cindy Zetina, quien elabora muñecos textiles en clara consonancia con la producción de Mike Kelley; la estridencia en remix del trabajo de Lechuga Stoner; los homenajes a Britney Spears por Jimena Medina; la distorsión iconografía de la cultura mexicana en la obra de Raymundo Rocha; en fin, un mundo que, a través del disparate y libre flujo de referencias, sitúa por igual nivel a Sonic The Hedgehoge, San Juditas Tadeo, Tony Hawk y Winnie The Pooh. Como si solo a través del sinsentido pudiéramos saber qué pasa por la mente de los artistas jóvenes mexicanos que han optado por el lenguaje de la disidencia.


Mashimon se encuentra en Pasaje Catedral (Local #509, República de Guatemala). Abre de lunes a miércoles con cita previa. De jueves a sábado de 12 a 4 pm. “Ponzoña” estará hasta el 11 de enero del 2019

Etiquetas de la nota
, ,
Escrito por
Más de Juan Pablo Ramos

Unidades Habitacionales

Daniel Ventura, escultor La primera vez que aprecié el trabajo de Daniel...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.