A brief inquiry into online relationships

Silencio breve. Pequeños pasos suenan contra el suelo de madera, toca el piano, afina. «Go down, soft sound. OK». Dice dulcemente, poco antes de ser interrumpido por otro pequeño paso de no sé dónde sobre el piso de madera. «Go down, soft sound». Una voz metálica empieza a resonar mientras el gastado piano lo acompaña. No entiendes bien lo que sucede hasta que una melodía alegre erradica la robótica voz.

The 1975

Introducido previamente por un interludio titulado con el mismo nombre de la banda, Give yourself a try es el primer sencillo con el que The 1975 anunció su nuevo y más reciente disco, A brief inquiry into online relationships. La voz metálica de la introducción, el alegre y sintético ruido del primer sencillo, y hasta el nombre del mismo disco lo anuncian: The 1975 quiere emular lo que Radiohead hizo años atrás con su OK Computer.

«Give yourself a try, won´t you give yourself a try». The 1975 es consciente del difícil distanciamiento que una banda puede tener con su inspiración. A pesar que los sonidos metálicos y las voces distorsionadas son una constante a lo largo del disco, The 1975 dejará a un lado las melodías y temáticas depresivas para evitar la confusión y las malas comparaciones de la crítica. La banda se postula optimista frente a los avances tecnológicos, a la evolución musical y frente a cualquier obstáculo que una persona puede enfrentar. «Si no lo has intentado, por lo menos date una oportunidad».

The 1975

El disco sigue su camino con los experimentos e innovaciones tecnológicas, pero sin olvidar que, frente a todo progreso que la industria pueda tener, la música sigue siendo humana, y su humanidad siempre saldrá a flote. Be my mistake es el primer recuerdo de esta sensibilidad. Después de los metálicos ruidos que presenciamos en la primera parte del disco, una sutil guitarra empieza a ser tocada al ritmo de trova. La balada se convierte en una especie de oasis que nos alejará de las mezclas y distorsiones sonoras que habían invadido el álbum. Al final, Be my mistake es un recuerdo de nuestras primeras emociones sinceras, sobre el amor y el desamor que tuvimos en nuestra nostálgica juventud.

The 1975

Pero la humanización del disco no sólo radica en el acústico recuerdo de una balada de amor. Siendo una clara evolución de lo que presentó Radiohead con Fitter hace más de veinte años, The Man Who Married A Robot/ Love Theme retoma una voz tipo “Siri” para narrarnos la historia de amor entre un hombre y un robot. ¿Qué mejor muestra de humanidad en tiempos de Facebook que la historia de un joven y su PC entrelazados por el más puro y gentil sentimiento humano: el amor? The 1975 nos lo ha estado explicando durante todo este tiempo. No importa el tipo de relación que pueda tener una persona, ya sea con un amado, con un familiar, con un estimado amigo, o hasta con un objeto inerte. El hombre siempre seguirá siendo hombre. Y el amor, amor.

Etiquetas de la nota
,
Escrito por
Más de Ricardo Ayala

Damon Albarn: su momento es ahora

Después de algunos infortunios por las que cualquier persona puede pasar (como...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.