Vicente Martínez Sanz en Madrid

Nació en el año 1874 en Valencia y murió en 1945, ocho años después de terminada la guerra civil española. Para la biografía de Vicente Martínez Sanz, 1916 se convierte sin duda en un año relevante, porque es el de la creación del estudio fotográfico en el que se dedicará de lleno a una de las grandes pasiones de su vida, la experimentación de las distintas técnicas fotográficas.

Se entregó de lleno y con pasión al arte de la fotografía. Sin embargo, nunca comercializó con ella, al contrario, la fotografía le sirvió para llenar el hueco de la muerte de su esposa, cuyo amor persistió hasta la suya propia. Su mayor esfuerzo se encamina a la búsqueda de una experimentación que desemboque en un nuevo lenguaje, una nueva forma de planteamiento estético.

Vicente Martínes Sanz, fotografía

En esta línea, Vicente Martínez Sanz posee una trayectoria artística propia, acogiéndose en buena medida a los núcleos de creación foráneos de las vanguardias del primer tercio del siglo XX, cuya influencia se observa a lo largo de toda su obra.

En sus fotografías van a primar puntos comunes con otras artes, sobre todo con la pintura, tanto en el tratamiento de la luz como en el encuadre y la perspectiva.

En este contexto, Vicente Martínez Sanz era un fotógrafo que establecía una progresión espacial que resaltaba los encuadres que directamente le interesaban con picados y contrapicados sorprendentes. Sus obras requerían, a veces, de una labor de retoque y afinó, que debía realizarse con todo respeto al fondo fotográfico.

En esta línea, Martínez Sanz recurre a la diferenciación de planos mediante el uso de elementos significativos (como un árbol, una construcción, una figura), conocedor como era de la tendencia de la imagen fotográfica para aplanar y reducir las distancias reales.

Vicente Martínes Sanz, fotografía

Además, el fotógrafo domina las técnicas de la gradación de la profundidad del campo, que le sirve para resaltar los planos que le interesan, o bien para marcar una progresión espacial. Paralelamente, la búsqueda de una mayor riqueza visual en sus instantáneas a partir de la diferenciación de texturas, superficies y experimentación con distintas técnicas de positivado, constituye una aportación artística a través de su cámara.

Para concluir, se va a llevar a cabo una conferencia sobre la obra de Vicente Martínez Sanz con proyección de imágenes, en la Real Sociedad Fotográfica de Madrid, el día 24 de mayo, que tengo el honor de impartir a la que, si estáis en Madrid, no dudéis en asistir.


Lugar: Sede de la Real Sociedad Fotográfica de Madrid, c/ de los Tres Peces no 2, 28012
Madrid.
Día: 24 de mayo de 2018 a las 19.30.

Etiquetas de la nota
, ,
Más de Alberto Guerrero Nieto

El surrealismo y el dadaísmo en Madrid

Debemos comenzar diciendo que, hace más de un siglo, comenzaron en el...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.