The Soft Moon

Ayer recibí un regalo digital que encontró cabida en mis más recientes reproducciones auditivas: se trata del regreso de Luis Vásquez, ejecutante, productor y escritor bajo el nombre de “The Soft Moon”, que en este precoz 2018 podría entrar en lo mejor del año con su álbum llamado “Criminal”...

Give me back the Berlin Wall,
Give me Stalin and St Paul,
Give me Christ,
or give me Hiroshima,
Destroy another fetus now,
We don’t like children anyhow,
I’ve seen the future, baby:
it is murder.

The Future / Leonard Cohen.

Ciudad de México a 3 de febrero de 2018

Ayer recibí un regalo digital que encontró cabida en mis más recientes reproducciones auditivas: se trata del regreso de Luis Vásquez, quien hace tres años nos dejó boquiabiertos con su “Deeper”. Ejecutante, productor y escritor bajo el nombre de “The Soft Moon”, que en este precoz 2018 podría entrar en lo mejor del año con su álbum llamado “Criminal”, cuyo concepto primordial en la creación de estos diez tracks fue el desahogo emocional o como mencionó Vásquez en su momento, se trató de “un intento desesperado de encontrar alivio al confesar mis malas acciones y culpar a los demás por sus malas acciones que me han afectado”.

The soft moon, criminalSon propuestas que a lo largo del álbum confunden y dejan una gran incógnita en cuanto al género en el que deben ser ubicadas, con ello, me refiero a que, en un primer momento, pareciera que estás escuchando una versión futurista de PiL (Public Image Ltd.) de aquellos años setentas o un nuevo proyecto de Trent Reznor con un sonido embrujante, sin embargo, “The Soft Moon” rompió con el tabú de la falta de propuestas, ya que nos encontramos frente a un artista que logró reinventar de una forma magistral el post-punk con estructuras minimalistas (hasta en el título de las canciones), en las que el darkwave y el industrial muestran su más fiel esencia con atmósferas introspectivas del tétrico gótico que, fusionadas con sonidos mecánicos te llevan a desear y descubrir esos detalles claves en cada uno de los cortes.

Con exclamaciones poéticas de una juventud desesperada y agresiva, este “Criminal” se convirtió en una catarsis de la que Aristóteles estaría orgulloso (que, a decir del autor, puede manejarse como la facultad de la tragedia de redimir o purificar al espectador de sus propias bajas pasiones), misma que encontramos en “Burn”, acompañado por la guitarra de John McGeoch (SIOUXSIE & THE BANSHEES), en el que la intensidad y complemento superan en mucho la forma de abrir un disco;“It Kills”, con sonidos industriales que son resaltados en un vídeo funesto dirigido por la oscura Kelsey Henderson y “Choke”, efectos amplificados de sonidos paranoicos que van de la mano junto a una grabación pixeleada y minimalista.

Cabe mencionar que “Criminal” fue editado bajo “Sacred Bones Records”, catalogado como uno de los mejores cincuenta sellos discográficos de los últimos años y del que también son parte John Carpenter, Blanck Mass, Zola Jesus y David Lynch, ello hace pensar en la importancia de la creación de este proyecto para depositar su apoyo y confianza en cuestiones físicas del material.

Palabras futuristas a sonidos futuristas, el disco estrenado el 2 de febrero del 2018 hace pensar que estas diez grabaciones serán cómplices con todos tus sentidos y protagonizarán de tus más tediosas y cíclicas pesadillas.

Etiquetas de la nota
, ,
Escrito por
Más de Si No

Facades

Nueve años después, Martín Sorrondeguy nos trae Facades, disco del proyecto Limp...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.