Nadie es completamente feliz, es la historia que plantea Eat The Danger, director de esta pieza de animación indie que da cara al track Lisbon del cuarteto inglés Wolf Alice.

Es la primera vez en que la banda incursiona con un video producido en animación y éste se estrena justo un año después del lanzamiento de su disco My love is cool, la trama nos presenta una especie de “cuento de amor” que se desarrolla en una atmósfera surreal donde la mitad de la pareja trata de mantener una actitud positiva, pero incluso en sus más grandes gestos románticos sus propósitos son en vano.

Esta fantasía cinematográfica, pone de relieve el distanciamiento y la tristeza de la contraparte en la pareja, donde además se acentúa el estado de ánimo con una paleta de color azul que nos remite a esa época de depresión de grandes artistas.

Total
3
Shares

Subscríbete

Suscríbete a nuestro newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*