Las infinitas posibilidades de la animación

Un animador de otro planeta (Quizá marte)

Zaramella animación - Apócrifa Art Magazine

El animador, director y también ilustrador Juan Pablo Zaramella es un referente actual de la animación independiente. De origen argentino, su trabajo se ha presentado en los festivales y competencias más importantes de la animación mundial, y entre sus múltiples reconocimientos, se encuentra el record mundial por el cortometraje más galardonado de la historia (324 premios) con su película Luminaris (2011), que además contó con una preselección para los Oscars.

La obra de Zaramella está marcada por una constante experimentación en cuanto a técnica y lenguaje. Emplea con pericia la materialidad de las diferentes técnicas del stop motion, tanto la anatomía tridimensional, como la de uno y dos dimensiones; pero es quizá, su singular uso del lenguaje narrativo lo que hace que sus cortometrajes sean difíciles de olvidar.

Estas cualidades están presentes desde su primer cortometraje Viaje a la muerte (2001), en donde un faquir entra a una licuadora con el objeto de realizar una gran hazaña desafiando a la muerte misma. Con una aparente sencillez, el director argentino combina el humor con una metáfora de la misma naturaleza humana.

La plastilina fue en un principio su técnica selecta, sin embargo la continua exploración lo llevó a sumergirse a nuevas modalidades y diversos materiales, como En viaje a Marte (2004) por ejemplo, donde adhiere el latex como una posibilidad más. En dicho cortometraje, por el que obtuvo más de 50 premios, nos presenta la historia de Antonio un niño que quiere viajar a Marte, por suerte para él, su abuelo sabe cómo llegar allí. A través de una inocente treta parental, con sensibilidad e inteligencia, Zaramella explora la importancia de la imaginación como motor de vida.

Pero es hasta su película Luminaris, que se afianza por completo en la marquesina de la animación independiente y no es de extrañarse, el cortometraje revira al origen y magia del cine, al emplear con maestría y mucha paciencia (dos años y medio de rodaje) el uso de la luz. Por medio de la técnica de Pixilación realiza una divertida pero profunda alegoría contemporánea sobre la rutina en la que se encuentran atrapados hombres y mujeres, así como la resistencia de algunos a una vida sin mayores opciones.

Las propuestas creativas de este animador también han tomado forma en micro series de televisión en su país como: The Tiniest Man in the World (El hombre más chiquito del mundo) y Así son las cosas (2018), creaciones en las que goza de toda libertad creativa como en Homenaje al Cine Argentino.

Zaramella es un creativo que constantemente estira los límites de su propia imaginación y creatividad, un hombre que de forma lúdica reinventa su obra, demostrando una honestidad artística que pocos tienen. Un referente actual y perdurable para la animación que nos enseña que solo amando lo que se hace, se puede dejar una huella importante.

Pueden verse el resto de sus trabajos en su página oficial: www.zaramella.com.ar

Más de Iván Landázuri

Gustavo Santaolalla / Desandando el camino

Santaolalla: Un gigante de la música El músico, compositor y productor Argentino:...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.