El Arte Flamenco en Madrid

"El triunfo de la muerte" 1562. Brueghel el Viejo.
«El triunfo de la muerte» 1562. Brueghel el Viejo.

La magna exposición: “Brueghel. Maravillas del arte flamenco”, es una oportunidad única para conocer la obra de una saga que marcó la historia del arte europeo entre los siglos XVI y XVII. Con una amplia selección de obras de los ocho miembros más destacados de la familia Pieter Brueghel el Viejo, Pieter Brueghel el Joven, Jan Brueghel el Viejo, Jan Brueghel el Joven, Jan Peter Brueghel, Abraham Brueghel y Ambrosius Brueghel, la exposición se completa con una visión del universo pictórico de la época gracias a piezas representativas de una veintenta de artistas como Rubens, El Bosco o David Teniers el Joven.

"La torre de Babel" 1563. Brueghel el Viejo.
«La torre de Babel» 1563. Brueghel el Viejo.

El recorrido parte del renombrado fundador de la saga, Pieter Brueghel el Viejo (hacia 1525-1569), cuyos óleos ilustraron proverbios y dichos populares de una manera realista, reflexiva, provocadora, incisiva y no siempre fácil de interpretar, dando pie a una obra rica en contenidos morales. En las representaciones de Brueghel, destacan los paisajes con un cosmos de figuras de campesinos, en sus escenas de la vida rural y ordinaria donde se interrogaba de forma permanente acerca de la condición de la persona y del mundo, al tiempo que criticaba de manera sarcástica los vicios humanos.

Como ejemplo en algunos de sus cuadros establece la confrontación del buen beber, buscando invitar la moderación desde colores más vivos y desdeñar el mal beber, en el mismo cuadro con colores más oscuros. En algunos de sus cuadros destaca la exaltación grotesca de celebraciones populares como bodas de los campesinos. Uno los más reputados miembros de la saga, Brueghel el Joven (1601-1678) – hijo de Jan el Viejo– heredó el estudio de su padre e ingresó en la Guilda de San Lucas, Pareja de bodegones con flores, de 1660, y un ciclo de cuatro cuadros que representan la Alegoría de los elementos: tierra, fuego, agua y aire, de 1645 de Ambrosius Brueghel.

"Paisaje nevado con patinadores y trampa para pájaros" de 1565 . Brueghel el Viejo
«Paisaje nevado con patinadores y trampa para pájaros» de 1565 . Brueghel el Viejo

Por último, señalamos en la obra de Brueghel el Viejo, la original manera de presentar la perspectiva en muchos de sus cuadros, realarteizada a partir de la yuxtaposición de distintas tonalidades de colores. En definitiva, si están por Madrid en estas fechas les recomendamos que no se pierdan esta exposición que merece la pena.

Etiquetas de la nota
,
Más de Alberto Guerrero Nieto

El Dadaísmo y la Vanguardia Rusa en Madrid

La Vanguardia Rusa, es un término usado para definir el arte moderno...
Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.