Reich Richter Pärt

La exposición inmersiva de tres grandes

Voces corales, arte visual, video, música orquestal se tocan en una exposición-recital por tres grandes: Gerard Richter, Arvo Pärt y Steve Reich, un artista y dos compositores del avant-garde en una suerte simbiótica que ideó genialmente el crítico y curador Hans Ulrich Obrist con el apoyo de Alex Poots, director de The Shed.

Los tres grandes unen sus creaciones en dos performances inmersivos dentro del centro cultural del Hudson Yards (el último mega desarrollo urbano ultramoderno de Nueva York) The Shed, en dos salas: la primera presenta un coro intercalado en la audiencia que interpreta la pieza “Drei Hirtenkinder aus Fátima”* del compositor Arvo Pärt, sus integrantes se mueven entre los espectadores mientras posan las piezas de Richter en las paredes en lienzos largos y tapices de Jacquard. El andar de los cantantes es una diversidad de tonos en un vaivén armónico, la sorpresa de su aparición en un mismo nivel sin división, sin escenarios, sin reflectores, pero cercados por el arte visual de Richter en papel y en tapiz de telar, cuyas impresiones son pinturas que fueron recortadas y dispuestas en forma de espejo, emulando la morfología visual de un caleidoscopio.

Reich Richter Pärt

Ulrich había ideado esta unión de expresiones artísticas unos años atrás, cuando descubrió que Richter y Pärt habían sido inspiraciones mutuas, pero no se habían conocido en persona a pesar de tener tantas paridades históricas en sus vidas (ambos nacidos en los años 30, afectados profundamente por la 2a guerra mundial, vivido en el este de Europa, etc.). Así que en 2013 fueron presentados, y no tardó más de un año en aparecer una exposición de Richter en la Fondation Beyeler con la serie “Doppelgrau” (doble gris), en donde el coro Vox Clamantis presentó, entre otras piezas de Pärt, la premier de “Drei Hirtenkinder aus Fátima”, performance que llevó Ulrich al Manchester International Festival, y después a The Shed con otra serie de Richter, en donde éste quiso simular vitrales para acompañar la bellísima pieza ambulante de Pärt.

Reich Richter Pärt

Así, Pärt, quien dedicó la composición de “Drei Hirtenkinder aus Fátima” a Richter, es correspondido con esta instalación que Richter dedicó a dicha pieza, creando una simbiosis tan conmovedora como hipnótica, a partir del desplazamiento de las voces y su sublime armonía.

Reich Richter Pärt

Las segunda sala tiene una orquesta interpretando una composición de Steve Reich y la proyección de un video con piezas de Richter en movimiento, segmentadas y encontradas en sí mismas inventando una geometría a partir de un lienzo de pinceladas abstractas, cuando el arte abstracto y la geometría son dificilmente incompatibles, pero la segmentación reflejada y multiplicada dan origen a un buqué visual caleidoscópico y de cadencia profunda.

Este filme surgió del libro de Richter “Patterns (patrones)”, publicado en 2012, donde recoge una pintura abstracta de 1990, y con el uso de una computadora, la divide verticalmente en dos mitades, y luego divide esas dos mitades en cuartos, los cuales coloca uno frente a otro haciendo una imagen de espejo. Después dividió esa misma imagen en cuartos, octavos, 16avos hasta 4096avos. Lo cual es llevado a un video por Corina Belz, quien aplica el mismo algoritmo.

Reich Richter Pärt

Reich Richter Pärt

Reich y Richter igualmente habían sido inspiración mutua, pero es hasta ahora que unen sus creaciones en una sola. Basado en el video, Reich compone su pieza musical en el conteo de los pixeles (o caras), en donde el video comienza con dos caras (un lienzo reflejado) y se va multiplicando hasta volver nuevamente a dos caras al final del video. Así la música sigue esa estructura. lo cual hace de esta instalación una pieza única: un recital visualizado con el arte del cual fue inspirado.

Reich Richter PärtReich Richter Pärt

Pero hay que decir que Gerhard Richter ha manifestado siempre un gran interés por la música. Entre otras cosas, diseñó un póster para Glenn Branca, hizo la portada del álbum “Daydream Nation” para Sonic Youth, y algunas de sus series fueron inspiradas por compositores, entre ellas: Cage (2006), un ciclo de seis pinturas que hizo mientras escuchaba a John Cage; y Bach (1992), cuatro pinturas abstractas de gran formato que pintó escuchando a Bach, agregando plastas verticales y horizontales, haciendo resonancia de la armonía de la música de Bach.

Reich Richter PärtReich Richter PärtLa pieza coral de Pärt es ejecutada por el Brooklyn Youth Chorus y The Choir of Trinity Wall Street, alternando fechas. Y la pieza de Reich, por el Ensemble Signal y la International Contemporary Ensemble, también en fechas alternadas.

Una exposición de tan sólo dos meses (de abril a junio), pero que trascenderá la memoria de quienes tuvieron la suerte de zambullirse en el beso del arte y la música, y de quedar inmersos en la hipnosis visual y sonora de Reich, Richter y Pärt.

*Puede usted escuchar Drei Hirtenkinder aus Fátima en Spotify.

Más de Susana Cabrera

Finding oneself out

Mariana Castillo Deball en Nueva York Si es posible evocar una conexión...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.