El taller de Peter Olschinsky y Verena Weiss, fundado en 2002, destaca en el diseño gráfico por su aproximación destructiva a la constitución de las ciudades. Más bien, habría que pensar en la violencia desconstructiva que ellos ejercen como una especie de arquitectura del trazo y del color.

Atelier OlschinskyEn este atelier se crean planos para construir edificios imposibles, donde la geometría rebuscada y las gradaciones de color son las habitaciones de algún sueño olvidado o de alguna quimera que aún persevera por existir. En cierto modo, las ilustraciones de Olschinsky y Weiss parecieran la figuración de un virus informático o el repentino congelamiento (una instantánea fotográfica) de un monitor donde se transmite mil y un veces una catástrofe.

Para construir, hay que destruir.


www.olschinsky.at

Total
37
Shares

Subscríbete

Suscríbete a nuestro newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*