Ana Pellicer

Este 11 de abril, la escultora Ana Pellicer, recibió la Presea Gertrudis Bocanegra, que otorga el Ayuntamiento de Pátzcuaro, Michoacán. Es inspirador, señalar con honores a aquellas mujeres que, al igual que la heroína y mártir independentista Gertrudis Bocanegra, han entregado su tiempo...

Maestra de la forma

Ana Pellicer, escultura

Este 11 de abril, la escultora Ana Pellicer, recibió la Presea Gertrudis Bocanegra, que otorga el Ayuntamiento de Pátzcuaro, Michoacán. Es inspirador, señalar con honores a aquellas mujeres que, al igual que la heroína y mártir independentista Gertrudis Bocanegra, han entregado su tiempo, habilidades y talentos para mejorar el mundo. Pero las circunstancias cambian y hay que saber responder al momento histórico que nos toca. La sangre no debe derramarse más México.

Hay mucho por hacer, pero las armas de hoy, no pueden, no deben ser ya el fusil y la espada. Deben ser la reflexión, la palabra, la organización comunitaria, la creatividad, la educación, el arte. El arte, que es una de las herramientas más poderosas que existen para mejorar cualquier sociedad.

Ana Pellicer, escultura

Pellicer, sobrina del poeta Carlos Pellicer y hermana de las actrices Pina y Pilar Pellicer, ha usado el Arte como arma y escudo. Se consagró con obras como La Máquina Enamorada, instalada en los jardines del Museo de Arte Moderno de la Ciudad de México.

El proyecto La Libertad no es una estatua, de joyas monumentales inspiradas en el arte etrusco, prehispánico y griego; y que realizó para conmemoración del centenario de la Estatua de la Libertad de Nueva York, ciudad donde ella estudió Artes Plásticas en las escuelas The Art Student League, y The New School. La serie de banderas de México y sus estatuas Libertad de Ocumicho y Libertad Purépecha.

Ana Pellicer, escultura

Destaca también la impresionante instalación escultórica basada en el juego de pelota prehispánico La pelota que rebota. Su trabajo se ha mostrado en las más importantes ciudades del mundo, y este año, el Museo de Arte Moderno de Nueva York la ha invitado a exhibir su obra.

La maestra Pellicer compartió con las mujeres del pueblo de Santa Clara del Cobre sus conocimientos cosmopolitas en el arte, la joyería y la vida misma. Pero sobre todo, supo transmitirles una visión sobre las posibilidades creativas y económicas que tenían como mujeres de un pueblo de artesanos, en una época en la que las mujeres de este pueblo sólo se dedicaban al hogar.

Ana Pellicer, escultura

Junto a su esposo, el escultor James Metcalf, vivieron en este pueblo, debido a la pasión por el estudio de la metalurgia, que en Santa Clara data de tiempos prehispánicos. James fue amigo y colega de artistas como Robert Graves, René Magritte y Marcel Duchamp; a quien por cierto, presentó a Octavio Paz. Visionarios, enseñaron a los artesanos nuevas técnicas artísticas y fundaron el Centro de Artes y Oficios Adolfo Best Maugard. James Metcalf y Ana Pellicer cambiaron para bien el rumbo de todo un pueblo.

Actualmente, la maestra Pellicer se inspira en el bosque que junto al maestro James plantó; y que ha cuidado hasta ahora, para crear una nueva serie de obras, en las que reflexiona estéticamente sobre la importancia mundial de proteger los bosques.

Decía la pionera en aviación Amelia Earhart “El futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños.” Pellicer supo creer en los suyos y, de la mano del maestro James, disfrutar del camino para lograrlos.

Etiquetas de la nota
, ,
Escrito por
Más de Erandi Avalos

Las Tres Gracias de Sergio Garval

En diciembre del 2017, fue inaugurada en Guadalajara, Jalisco, la primera de...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.