Una vida Colaborativa

Beatriz Colomina, arquitectura, revista de arte
Ise Gropius, Sigfried Giedion y Walter Gropius en Gropius house en Lincoln, Massachusetts, alrededor de 1952, Fotografía por Paul Hofer.

La española Beatriz Colomina es teórica e historiadora de la arquitectura, reconocida internacionalmente por sus publicaciones que relacionan la arquitectura con otras disciplinas (“X-Ray Architecture explora el enorme impacto del discurso médico y las tecnologías de la imagen en la formación y representación de la arquitectura del siglo XX”1).

El “Journal of the Society of Architectural Historians” JSAH, publicado desde 1941, es una revista líder en historia del entorno construido escrita en inglés. Cada número ofrece artículos académicos, así como una variedad de editoriales y artículos de opinión diseñados para colocar la disciplina y la historia arquitectónica dentro de un contexto intelectual más amplio.

Ludwig Mies van der Rohe y Lilly Reich a bordo de un barco de excursión en el Wannsee, un lago cerca de Berlín, 1933. Fotografía por Howard Dearstyne.

La tercera parte del número especial llamado ”Perspectivas y parámetros”, examina sitios de investigación abiertos por la inclusión de una gran gama de disciplinas. Las teorías feministas, la antropología, la sociología y el psicoanálisis han abierto la práctica arquitectónica a nuevas formas de escrutinio y, como lo demuestra Beatriz Colomina, han llevado a los historiadores del período moderno a hacer una amplia serie de preguntas sobre la concepción y producción de la arquitectura como práctica colaborativa.

“A private life of modern Architecture” -disponible en la plataforma de JSAH- por Beatriz Colomina, habla sobre la histórica dificultad para aceptar que, en nuestra disciplina, las obras son el resultado de un esfuerzo conjunto y colaborativo. Cuando se pregunta sobre el sexismo y las cuestiones de género implicadas dentro del campo de la arquitectura, Colomina amplía la discusión y aborda el histórico mito de que la arquitectura es el producto de una sola -y siempre masculina- mente brillante. Esta creencia ha empañado sistemáticamente el papel de un gran número de actores involucrados durante los procesos de diseño.

Beatriz Colomina, arquitectura, revista de arte
Peter y Alison Smithson, c. 1950. Fotografía por Anne Fischer.
Beatriz Colomina, arquitectura, revista de arte
Charlotte Perriand con Le Corbusier en el “Bar sous le toit”, París 1928. Fotografía de Fundación Le Corbusier.

En 98, Colomina, dio una conferencia en Madrid sobre Charles y Ray Eames2 y, para su sorpresa, la discusión en la cena después fue sobre el rol de Ray en el trabajo conjunto. Menciona que fue una sorpresa porque no había hablado para nada en su charla sobre la contribución especifica de Ray. La platica siguió en base al papel que han desempeñado las mujeres: Charlotte Perriand para Le Corbusier, Lilly Reich para Mies van der Rohe o Margaret McDonald con Charles R. Mackintosh, que durante toda su vida no se cansó de decir que él era normal y la que era un genio era ella. Pero por mucho que ellos lo dijeran, no había manera. El mundo no estaba dispuesto a creerlo. Hay quien cree que Ray Eames fue el hermano de Charles Eames, en lugar de su socia y mujer.

Colomina nos lleva a un paseo para revisar recientes textos que están más preocupados con el Cómo que con el Qué de la historia moderna arquitectónica. Cada vez es menos sobre construcción y estructura y más sobre relaciones interpersonales. Críticos e historiadores cambian el centro de atención del arquitecto como figura y los edificios como objeto, a la arquitectura como colaboración.

Beatriz Colomina, arquitectura, revista de arte
Louis Kahn, Anne Tying y Leonore Weiss durante la construcción de la casa Weiss, 1953. Foto por Morton Weiss.

Beatriz Colomina ha dedicado su vida a descubrir los secretos de la arquitectura moderna pero pareciera que le interesa más las otras maneras de escribir esa misma historia. Será más justa cuando sea más inclusiva, y será más inclusiva cuando reconozca que la arquitectura es una labor colaborativa en la que participan muchas personas. “La historia no es solo injusta con personas y con proyectos específicos, lo es con continentes enteros”3.


1 Miquel Adrià , “X-Ray architecture”, Arquine
2 Beatriz Colomina, “Reflexiones sobre la Casa Eames”, RA. Revista de Arquitectura. 2007,9: 3-16
3 Arch Daily, “Beatriz Colomina on Gender, Collaborative Work, and Disease in Architecture”

Etiquetas de la nota
,
Más de Joshua D Ruelas

Qué suerte

Tras la asfixia generacional provocada por la crisis de 2008, una pareja...
Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.