Una parvada negruzca de aspecto huraño repentinamente se ve turbada por el estrépito de un arma de fuego, despavoridas, las aves de mal agüero clarifican la escena y huyen, elevan su vuelo sólo para proyectarse de regreso desatando una obsesiva escalada de violencia.

El presagio de muerte nunca fue más inquietante, el cortometraje animado de aspecto rústico, quizá monótono, se enmaraña en 3 minutos de secuencias de acción y reacción de encarnizado ataque en sincronía con una banda sonora de estridentes graznidos y secos aleteos de cuervos que salpican la historia de vibrantes manchas de sangre roja.

El cuervo, icono de la desventura, reparte picotazos por doquier en esta galardonada historia de humor negro e ingenioso final, escrita, animada y producida por Morgan Miller.

Total
22
Shares

Subscríbete

Suscríbete a nuestro newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*