Apócrifa Art Magazine Eddie AdamsEddie Adams (el fotógrafo de Vietnam) tomó su cámara para enfocarse en una sola cosa, las manos de los sujetos sumergidos en una Guerra.

Las manos calladas no pueden ocultar nada, son el signo de múltiples realidades, son la expresión silenciosa de los días y las horas acumuladas, los momentos debajo del sol o de la lluvia tratando de mantener la vida, tratando de preservar los instantes, esos anteriores a la Guerra. En las manos se preservan las memorias de los días recorriendo los campos, silbando para alargar el tiempo de la brisa, o del atardecer cuando se vuelve a casa.

Apócrifa Art Magazine Eddie AdamsEn las Guerras ya no hay espacio para ese lugar llamado casa, y eso lo saben bien las manos: las que sujetan un rifle, las que se retuercen en el piso fangoso, las que activan la granada para escapar de la muerte, las que se estremecen ante los ojos del cautivo.

<< Relacionado: Online Magazine – Manos >>

Adams logra retratar la angustia y el absurdo de la Guerra en un mismo momento. La vida detenida, el instante fatídico después de no sabemos qué, porque en la Guerra nunca se sabe qué.

Apócrifa Art Magazine Eddie AdamsA través del lente de Adams podemos sentir un poquito de esperanza al ver la mano que yace sin vida, o la soga que sujeta y mantiene cautivo al prisionero con la esperanza de librarse en cualquier momento. Las tomas nos alejan del simple espectador para volvernos cómplices, esa es la magia de Adams.

Apócrifa Art Magazine Eddie Adams

En la obra de Adams podemos percibir la síntesis de la forma, esa idea que algunos artistas buscan constantemente sin poder encontrar del todo: una toma que pueda reducir (y ampliar al mismo tiempo) al mundo, contenerlo en un solo momento, en este caso las manos son el momento, las señas que tienen son todos los instantes que logran conformar ese momento, las grietas y arrugas nos dicen lo que todo mundo calla en relación a la Guerra, las manos nos cuentan del dolor, de la angustia de las madres, del vacío de las esposas y los hijos.

El fotógrafo no solo se encargó de recolectar los momentos de la Guerra, sino de esparcir el silencio que le sucede.

Total
14
Shares

Subscríbete

Suscríbete a nuestro newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*