Reloj de Hielo

“It is not just about decorating the world… but about taking responsibility”
Olafur Eliasson

Ya nos encontramos enrolados en un nuevo año, un 2019 donde el arte no se detendrá por lo tanto hay más lugar para mensajes a interpretar, donde el ser humano lleno de nuevas imágenes y propuestas aún hoy quiere ser sorprendido a pesar que los expertos y teóricos del arte no paran de recordarnos que “todo esta inventado” (director del Ballet Nacional de España (BNE), Antonio Najarro; pianista ourensana María Domínguez, etc…).

A pesar de esto el arte evoluciona constantemente, tal vez es lo que se transforma con más velocidad y fuerza, hoy en día sus personajes y creadores no tienen nada que ver con la escuela caravaggista de Utrecht, por dar un ejemplo, por contrario muchos de estos celebres artistas se han convertido en una especie de activistas, socialistas, líderes de opinion; Ai Weiwei, Anish Kapoor, Tania Bruguera, son algunos de los estandartes que izan más alto.

Olafur Eliasson - reloj de hielo

Dentro de este apartado brilla con mucha fuerza el nombre de Olafur Eliasson (Copenhague, 1967). Se trata de un artista que domina el gran formato, adherido a la espectacularidad de los espacios sin medida y la búsqueda interactiva de un público que a veces se acerca a cifras millonarias. Eliasson saltó a la fama mundial después de haber ideado un sol magnético y envolvente, hecho de reflejos y bombillas, en la Tate Modern de Londres. La obra de Olafur Eliasson involucra al público, compartiendo su interés en la percepción, el movimiento, la experiencia personal y sus sentimientos, con la experimentación en diferentes modalidades como escultura, pintura, fotografía, cine e instalaciones.

Esta es, pues, su obra más reciente en colaboración con Minik Rosing, “Ice Watch”. Inmensos bloques de hielo, recolectados como icebergs flotantes en un fiordo a las afueras de Nuuk, Groenlandia, se ubicaron desde el 11 de diciembre de 2018 en un bosque de 24 bloques en Bankside, fuera de Tate Modern, y en un anillo de 6 bloques en la Ciudad de Londres. fuera de la sede europea de Bloomberg, hasta que se derritan. Peso de hielo transportado 110 toneladas. Sacados del fiordo de Nuup Kangerlua, ya se habían desprendido de la capa de hielo y se estaban derritiendo en el océano. La capa de hielo de Groenlandia pierde 10.000 bloques de hielo por segundo durante todo el año.

“Pon tu mano en el hielo, escúchala, huele, mira, y observa los cambios ecológicos que está experimentando nuestro mundo. Los sentimientos de distancia y desconexión nos frenan, nos vuelven entumecidos y pasivos. Espero que Ice Watch despierte sentimientos de proximidad, presencia y relevancia, de narrativas con las que pueda identificarse y que nos hagan participar. Debemos reconocer que juntos tenemos el poder de tomar acciones individuales e impulsar un cambio sistemático. Ven a tocar la capa de hielo de Groenlandia y deja que te toque. Transformemos el conocimiento climático en acción climática.” Olafur Eliasson.

Fotos: Todas las imágenes cortesía de Studio Olafur Eliasson.

Etiquetas de la nota
,
Más de Joshua D Ruelas

¿Y la arquitectura?

15 de enero, un año mas en a mi cuenta personal, me...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.