Pronóstico electoral desde el arte contemporáneo

Como un acto de adivinación, Juan Caloca concibió Pronóstico electoral (2017) a modo de juego. Sucedió en una reunión con amigos, como un proceso creativo conjetural e intuitivo.1 Entre su disparatada colección de objetos con iconografía política, el artista guardaba una máscara de Andrés Manuel López Obrador, le insertó una bandera mexicana que saliera de los ojos y la boca y, finalmente, la depositó sobre una anodina caja de zapatos blanca.

Pronóstico electoral desde el arte contemporáneo

El proceso azaroso de la pieza apela a una multiplicidad de capas de lectura. Casi diciendo: en primer orden está el juego; más adelante, la conceptualización. Un singular trayecto supone la confección de la pieza. La máscara, un objeto de consumo de la cultura de masas es intervenida y modificada a través del ensamblaje, y es colocada en un contexto artístico. El trayecto se completa cuando la pieza en sí se mediatiza, cuando el referente nos devuelve al desorden de la opinión pública y desata el malestar de los espectadores, quienes canalizan la pieza a través de las redes sociales.

La broma-ensamblaje de Caloca se redimensiona en nuestro panorama político: ¿será el resultado electoral de este año, nuevamente, una broma? La orquestación improvisada de la pieza contrasta con los minuciosos tejemanejes del Instituto Nacional Electoral al llevar a cabo, supuestamente, la democracia.

La tensión en conjunto no radica únicamente en la duda ante el panorama electoral del 2018; si ganará o no la izquierda. Su azarosa indagación excede la temporalidad del presente y se inscribe en la historia. Primero, por el hecho de que una cabeza sea depositada en un espacio público de forma inesperada, gesto que nos remite al macabro lenguaje visual de la nota roja y los descabezados, práctica sanguinolenta que analizó el periodista Sergio González Rodríguez. Segundo, por el hecho de que las figuras de la izquierda mexicana sean deslegitimadas o incluso caricaturizadas hoy día. Pero la propuesta de ensamblaje no pretende ridiculizar —al estilo de la opinión pública menos informada y del columnismo chafa— la personalidad mediática del candidato de MORENA. Por el contrario, la pieza pretende, en palabras de su autor, «poner a prueba gráficamente si AMLO va a sostener a la nación o no».2 La pieza se enuncia desde una ambigüedad enunciativa, del statement a la ambivalencia, de la confusión a la distracción ideológica.

Recientemente, el MODO presentó una exhibición a partir de objetos propagandísticos de la historia electoral de nuestro país. La acumulación de tazas, ceniceros, máscaras y encendedores fue vaciada de su expresividad crítica e histórica. A grandes rasgos, la muestra solo pretende legitimar y reforzar el prestigio del INE. En el relato parcial de la exposición del MODO no hay fraudes, urnas quemadas y robadas, votos comprados… El cáustico ejercicio de reapropiación de Juan Caloca se opone a una versión de la democracia así de edulcorada que las instituciones nos imponen. Asimismo, Pronóstico electoral desestabiliza desde el piso de concreto, como si no fuera arte, el espacio de exhibición.

Pero el viaje del Pronóstico electoral no finaliza en el espacio de exhibición de Salón Acme. Más tarde la obra fue adquirida por un coleccionista, del cual no sabemos su postura política o reacción al comprarla, lo cual añadiría, sin duda, otra capa de lectura. Una vez más, la pieza se instala en la bruma de la ideología política, y su destino, como el de la realidad nacional, es incierto. Tal es el resultado del pronóstico: la rotunda incertidumbre.

1 Juan Caloca, encuentro personal con el artista, 11 de abril del 2018.
2 Juan Caloca, encuentro personal con el artista, 11 de abril del 2018.

Etiquetas de la nota
, ,
Escrito por
Más de Juan Pablo Ramos

Mártires de la conquista

Arte, producción y posvandalismo Situado en el corazón de la Colonia Tacubaya,...
Leer más

Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.