Los jardines flotantes del lago de Chapultepec

Sofía Táboas y la reconfiguración del espacio

Sofía Táboas nació en México en 1968, estudió Artes Visuales en la Escuela Nacional de Artes Plásticas en la CDMX, es miembro fundador del espacio alternativo Temístocles 44 y dos veces ganadora de la beca al Estímulo a Jóvenes Creadores, FONCA. Es una artista que tiene como una de sus líneas de investigación el espacio, cómo se construye, transforma, percibe y se transita. Usando materiales de construcción crea esculturas e instalaciones que contrapone con organismos vivos. Creando un pequeño ecosistema De esa manera, su obra tiene la capacidad de crear un pequeño ecosistema, un jardín flotante para ser transitado desde diferentes aproximaciones (Kurimanzutto, 2020).

Sofía Táboas, Kurimanzutto
Sofía Táboas (1968). Fotografía: El Correo de Burgos

Una de sus obras más conocidas es Cinco jardines flotantes para cinco piedras, una instalación que se realizó en el 2009 y que estuvo ubicada en el lago de Chapultepec. Esta consistió en la construcción de estructuras flotantes donde se colocaron plantas del jardín botánico del Bosque de Chapultepec para que el espectador experimentara al bosque desde otra perspectiva y generar extrañamiento al contraponer un espacio artificial con fragmentos naturales flotando en él. El proceso de montaje de la obra consistió en que la artista lanzaba cinco piedras desde la orilla del lago para fijar la ubicación de las instalaciones flotantes, para ella “esta instalación en la que las plantas flotan en el lago, es como pintar de verde las ondas que se esparcen alrededor de la piedra que fue lanzada al agua” (Palapa Quijas, 2009).

Sofía Táboas, Kurimanzutto
Sofía Táboas, Cinco jardines flotantes para cinco piedras, 2009. Fotografía: Kurimanzutto

Su obra nos hace reflexionar sobre el lago como un espacio “invadido” por el bosque; noción que resulta interesante debido a que los lagos fueron creados durante la época porfiriana, invadiendo el espacio del bosque; y la pieza de Sofía Táboas se insertó como pequeñas reminiscencias del bosque que vuelven a ocupar el espacio que les fue quitado. De esta manera, la obra habla de una invasión y recuperación del espacio a través de extrañamiento y contraposición de elementos naturales y artificiales.

En este sentido, el lago se convirtió en un espacio con múltiples posibilidades de articulación (Deleuze y Guattari, 2015), donde “estriar el espacio” es un rompimiento que genera un vestigio que expone y resalta el sitio enmarcando las rupturas espaciales entre la confrontación de dos fuerzas: el lago y el bosque. Ambas fuerzas se insertaron en un contexto donde hubo una búsqueda de reconfigurar sin desarticular, creando una relación simbiótica donde el tiempo, espacio y factores naturales (sol, viento, agua) tenían un papel fundamental para el desenvolvimiento de la obra generando una pieza nueva cada día debido a su naturaleza orgánica.

Bibliografía

Deleuze, Gilles y Félix Guattari, “Tratado de nomadología:la máquina de guerra”. En Mil mesetas. Capitalismo y esquizofrenia, 359-431. Valencia: Pre-textos, 2015.

Kurimanzutto, “Sofía Táboas”, Kurimanzutto, www.kurimanzutto.com/artists/sofia-taboas (consultado 28 de septiembre de 2020).

Palapa Quijas, Fabiola. (3 de junio de 2009). “Instalación de artista transforma el paisaje del lago en el Bosque de Chapultepec”. La Jornada. Recuperado de http://www.jornada.unam.mx/2009/06/03/index.php?section=cultura&article=a04n2cul (consultado 28 de septiembre de 2020).

Etiquetas de la nota
,
Más de Marifé Medrano Flor

Design Week México 2020: Inédito

Diseño utilitario con impacto A inicios de octubre se inauguró la sexta...
Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.