Para la edición 20 de nuestra revista dedicada en esta ocasión a la Fauna, nos dimos a la tarea de hurgar en el viejo continente para lograr una entrevista con el mítico ilustrador alemán, Michael Sowa.

Michael Sowa

Apócrifa comienza agradeciéndote de manera especial la oportunidad de ésta entrevista, dedicándonos un breve espacio de tu tiempo.

Michael Sowa nace en Berlín al terminar de la 2da. Guerra mundial, evento dramático en la historia mundial, que provocó nuevas formas en las relaciones políticas y en las estructuras sociales entre las naciones.
¿Cómo era entonces el mundo de un niño en la posguerra?
¿Cómo fue tu infancia y vida familiar?
Mi madre fue mancillada por soldados rusos mientras me llevaba en su vientre, con el tiempo ambos lo superamos; luego viví con mi padre y después con mi padrastro quien había regresado de los campos de concentración rusos. Esta etapa de mi vida fue un tanto buena; y más tarde aun jugué entre los restos de la propia Berlín en ruinas. Nada malo sucedió entonces.

Cohabitas paralelamente entre la vida real y un mundo imaginario protagonizado por animales. Es evidente la importancia que depositas en ellos como personajes principales de tu obra.
¿Qué estimuló tu interés en humanizarles?
¿Tiene esta relevancia algo que ver con la connotación de la especie en cada caso?
Al principio dibujaba principalmente paisajes, tales como escenografías, pero de alguna manera necesitaba inyectarles vida. Los animales de alguna manera parecieran los habitantes adecuados para estos escenarios; ellos simplemente aparecieron y no hubo duda al respecto.
Además encuentro un tanto complicada la figura humana.

Michael Sowa. Cocodrilo de mirada tierna, película Amelie¿Qué te motivó a realizar una carrera en el mundo de las artes plásticas y la ilustración?
A bien tenía cierto talento y el hecho de enseñar, levantarme temprano y preparar las lecciones por el resto de mi vida, parecía ser aun más tedioso que simplemente esperar a que mi trabajo significara algo para alguien.

Hoy, después de decenas de libros ilustrados, compártenos tu experiencia de la primera incursión en el mundo editorial.
Existió un acercamiento por parte de dos muy conocidos autores, y así fue como se crearon las ilustraciones para “Esterhazy:The Prince Rabbit”.
Después surgieron más y más encuentros literarios, los que simplemente atendí.

Para muchos el filme de Amelie fue el puente que los llevó conocer la obra de Michael Sowa y la trascendencia de su trabajo en el mundo del arte en sus distintas manifestaciones como el cine.
¿De qué manera influye en tu proceso creativo el hecho de que ciertos personajes de tu creación cobraran vida en el cine?
En realidad nada especial sucedió en mi proceso creativo después de esta experiencia, solo tal vez la aproximación de Nick Park (Wallace & Gromit) a partir de aquí. Entonces desarrollaría un proyecto para “The Curse of the Were-Rabbit” y estaba contento por ello, pues conocía y gustaba mucho de los filmes de estos creadores.

¿Cuál es tu animal favorito?
¿Por qué?
En realidad no tengo favoritos, me gustan las aves. Puedes inventar cualquier cosa y nadie sabe si tal ave realmente existe.

Michael Sowa. Concierto de gramófono para perros¿Qué situación ha marcado tu universo creativo en años recientes?
Francamente no puedo pensar en nada que responda esta pregunta.

¿Cuáles son tus referencias de vida y referencias artísticas?
Además de algunas banalidades las cuales prefiero no mencionar, aprecio mucho las horas de sueño, tengo claro que eso no lo es todo en la vida, pero es el mejor comienzo para un día. Mis referencias artísticas no podría mencionar una en especial, es distinto para cada quien, existen tantas cosas buenas e interesantes en el mundo del arte.

Desde 1975 trabajas de forma independiente en el mundo del arte, el diseño y la ilustración.
¿Cómo es un día en la vida del artista Michael Sowa?
¿Qué te apasiona?
Al iniciar el día cigarro más el periódico, después trabajo y cigarro, y luego por la tarde un poco de televisión, cigarro y trabajo idealmente.
Con tres hijos en casa, los horarios lucen distintos constantemente.

Tu trayectoria artística ha sido rica, prolífica entre libros, revistas, exposiciones, la docencia y el cine.
¿Qué sigue para Michael Sowa?
Si todo continúa bien, siguen algunos proyectos más de pintura, ilustraciones para dos libros que debieron terminarse hace 10 años y algunos proyectos literarios propios (textos y pintura).
Un libro infantil para el que también realice los textos se lanzó a la venta este mismo año; lo cual me divierte, pero no ha sido tan exitoso hasta ahora.