Da clic si no eres un bot

La cultura se manifiesta de muchas maneras. No sólo a través de la música, la pintura, disposiciones gráficas, literatura, lengua, etc. sino a través de la vestimenta y los objetos diarios que usamos. Algo que no se logra entender es que cualquier aspecto de nuestra vida está rodeado por nuestra cultura.

La tecnología no existe en el vacío. El progreso tecnológico depende de las ideologías que sostienen a la cultura donde se desarrollan cambios técnicos. Si los pueblos prehispánicos no “pasaron de la edad de piedra” no era por ser una civilización “atrasada”, simplemente para sus usos y costumbres no era necesario. Medir los parámetros de desarrollo de una cultura es un sinsentido.

Da clic si no eres un bot

Adoptar la computadora para escribir; dejar de usar máquinas de escribir, incluso lápices o plumas, son procesos que conllevan una ideología. Creemos que es más práctico. Pero creemos que es más práctico porque nuestra civilización occidental busca la funcionalidad de los objetos. Los romanos escribían en tablas de cera borrables. Utilizaban el stylus, lo cual derivó en el estilo. Esto es, la nota personal de quienes escribían en esas tablillas tan modernas como un CPU o una laptop.

Hay gente que se siente más cómoda escribiendo en papel. Otros, los de generaciones anteriores, en máquina. Ahora la mayoría usamos una computadora de escritorio o una computadora portable. Para mí, gastan menos papel, puedo corregir lo que quiera y me siento bastante a gusto. Aprendí a escribir en messenger desde una computadora de escritorio, tuve ese privilegio. Pero trazar con pluma o lápiz sobre un papel tiene su encanto. Entiendo el fetiche. El olor, la textura, el movimiento de la mano son insustituibles. Es más ágil.

Aún así el acto es el mismo desde la invención de la escritura: marcar símbolos abstractos que representan cada lengua. Ese detalle, insignificante, no ha cambiado. Podremos cambiar las formas de realizarlo pero las operaciones detrás del movimiento de nuestros dedos, luego de nuestra mano, son los mismos desde hace siglos. Escribir es también un acto físico.

Ante lo manual, nuestra cultura dicta una modernización constante. Quien no se actualiza pasa de moda. Patrañas. Argumentos con forma de verdad luminicente para apoyar el desarrollo socioeconómico imperante en las manos de unos pocos. Escribir con ciertas herramientas adquiere una dimensión política. Escribo, comúnmente, a mano. De ahí salen las ideas que serán textos. Tengo que utilizar la computadora para mandar este archivo para que ustedes puedan leerlo. Tengo que transcibir lo planteado en carbón o tinta obligándome a la relectura.

Esas transcripciones tienen un objetivo en mi trabajo: la reescritura. Volver a leer me obliga a cambiar el posicionamiento que tengo a lo que había expresado en un principio. El texto siempre está en constante transformación. Cada nueva lectura es una nueva forma de encontrarme con él. Escribir sobre escribir: un tópico que se ha vuelto cultura: la cultura de la escritura que desde una máquina los saluda.

Soy un bot y he escrito este texto.

Etiquetas de la nota
Escrito por
Más de Alonso Ruiz

Todos quieren ser famosos…

Arte en el siglo XXI Parte 3 En la era de la...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.