Can ye drop de bass, mate?

(¿Clavarías ese bajo, compa?)

A la diáspora negra, a la gente,
que ha dado un legado invaluable
a la humanidad.

Londres, inicio de los dos miles. El jungle estaba fragmentándose tanto en el drum and bass como en los géneros más locales de una escena que reflejaba una época en crisis. La “era rave” había terminado. El Estado quería meter orden. ¿Cuál? No lo sabían quienes creyeron en la comunión de la música y la común unión entre personas, el carácter anónimo de estas efímeras fiestas era olvidarse de la monotonía contemporánea.

De África, Jamáica, árabes e hindúes fusionaban las raíces de su música con los estilos de moda hasta lograr una forma propia de electrónica. Desde finales de los 60’s hasta finales de los 80’s escuchar jungle (argot de jungla) era sinónimo de ser pobre, primitivo, negro, inmigrante. Estos sonidos tendrían su auge en los 90’s; posteriormente, sería la base de una nueva generación con su propia música: grime, dubstep, nü rave.


(Jungle en los 90’s)

El dubstep, como refiere su nombre, viene indirectamente del dub, y de otro género, parte del garage, llamado 2step.


(UK-Garage-2step)

La cultura es un linaje ininterrumpido, un meme. En ella podemos rastrear su genética de la misma forma que refiere Dawkins, sólo que, en vez de genes, hay ideas, conceptos musicales, gráficos, literarios etc.

Mala, uno de sus “fundadores, siempre remarcó que el nombre es una invención periodística. En realidad, el dubstep es una extensión del jungle: un jungle más oscuro, y está relacionado, directamente, con los sound systems jamaiquinos de Inglaterra. Dentro del género podemos, además, encontrar varias ramas filogenéticas mezcladas. No sólo un dub local o el 2step sino el reggae, dancehall, la cultura hip-hop británica o elementos del pop inglés.


(la consolidación de un género)

No sé cómo llegué a él. Fue un error; internet. Todo empezó con Burial: Untrue (2007), obra clave del género, síntesis de toda un sonido que cambió mi forma de escuchar música para siempre. Hasta la fecha es mi productor favorito. Nadie suena como él. Nadie lo ha logrado.


(Burial!)

En 2010, Skrillex retoma la estética del nuevo género. Caspa (un referente) lo incluiría en varios sets reconociendo su trabajo, a pesar de la crítica. Sin embargo, este sonido estaba lejos de las nocturnas fiestas ilegales en fábricas abandonadas, adecuándose a un nuevo mercado ansioso de novedades.


(el dubstep llega a las masas)

No hay géneros puros, no hay música o ideas que no sigan a otras. Hay artistas; generan sus propias propuestas; cambian, o no, el terreno de nuestras experiencias. El selector, el dj, es un curador musical en tiempo real.

Dentro de las particularidades sitiadas de una cultura, todas se enlazan hacía orígenes afines. No hay relativismo cultural, hay una riqueza inagotable. La música electrónica logra efectos imposibles para la música acústica. Son expresiones distintas para momentos diferentes en nuestra historia. Mis abuelos tuvieron a los Rolling, mis padres el rock, los ochentas. Yo, tuve esto.


(del underground, regresa a sus raíces)

Etiquetas de la nota
, ,
Escrito por
Más de Alonso Ruiz

La salida de Apu no cambia nada

La serie de Matt Groening decidió sacar a Apu por considerarlo un...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.