Atracción interminable de la naturaleza

For forest - Apócrifa Art Magazine
Img – Max Peintner, die ungebrochene anziehungskraft der natur’, (1970/71)

En alguna de estas publicaciones ya traspapeladas (ó traslinkeadas) platique sobre mi personal interés en el concepto de ”cadáver exquisito”, una técnica de colaboración artística en donde cada persona que interviene la pieza cuenta con su respectivo papel de importancia en la misma. Y este proyecto despierta mi especial interés en el concepto pues, a mi manera de verlo, se trata de un cadáver exquisito que transgredió la aparente imposible barrera del tiempo, un trabajo que tardo casi 50 años en lograrse. Un curador y un arquitecto, un dibujo y una instalación masiva, dos siglos distintos de creación.

For forest - Apócrifa Art Magazine
Img – UNIMO
For forest - Apócrifa Art Magazine
Img – UNIMO

El 8 de septiembre de 2019, la instalación de arte público más grande de Austria hasta la fecha se abrió al público. Titulada FOR FOREST, la obra de arte transforma el estadio de fútbol Wörthersee en Klagenfurt en un bosque nativo de Europa central. Diseñada por el curador suizo Klaus Littmann e inspirada en un dibujo distópico que data de 1970 del artista y arquitecto austríaco Max Peintner, la instalación aboga por problemas contemporáneos urgentes como el cambio climático y la deforestación. A través de la contención estructural de este bosque masivo, sugiere que la naturaleza algún día solo se podrá encontrar en espacios especialmente designados, así como los animales están hoy día en zoológicos.

For forest - Apócrifa Art Magazine
Img – Gerhard Maurer
For forest - Apócrifa Art Magazine
Img – Gerhard Maurer

Como obra de arte, FOR FOREST es una hazaña increíble. Con casi 300 árboles, algunos con un peso de hasta seis toneladas cada uno, la instalación llena un espacio diseñado para hasta 30,000 espectadores. Contiene una gama extraordinariamente diversa de especies, incluyendo abedul plateado, aliso, álamo temblón, sauce blanco, carpe, arce de campo y roble común. A medida que cambian las estaciones, se espera que el bosque cobre vida propia, atrayendo vida salvaje y cambiando de color. Incluso a lo largo de cada día, el trabajo formará un panorama cambiante de experiencias a medida que las transiciones diurnas a la noche y la iluminación natural de espacio a que los reflectores tomen su lugar por unas cuantas horas.

For forest - Apócrifa Art Magazine
Img – Gerhard Maurer

Una vez que la instalación temporal se cierre el 27 de octubre de 2019, el bosque se replantará cuidadosamente en un sitio público cerca del estadio original, quedando como una “escultura forestal viva”.

Un pabellón acompañante documentará este trasplante y el proyecto en su conjunto. Este es un proyecto que en el imaginario personal me evoca preguntas por desarrollar que por ahora quedaran en el tintero para mejor ocasión, por ejemplo: El jardín central de este espacio ¿No parece salido de la mente de Luis Barragan?; El espectador de a pie ¿Percibirá la pieza como un objeto de arte?; ¿Que pensara la filosofía respecto al acto de adentrarse a un lugar privado para observar un lugar publico?; ¿Que pensará la FIFA y los millones de espectadores de futbol parados frente esto?.

Etiquetas de la nota
,
Más de Joshua D Ruelas

Elisabeth Condon

La pintura es un proceso de observación y de expresión, de recibir...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.