Warren Hair

Un pintor en pos de la madurez pictórica

Y si miro hacia la sombra
donde la luz se deshace,
temo también deshacerme y
entre la sombra quedarme
confundida para siempre.

Concha Méndez

Warren Hair es un artista australiano graduado de la Facultad de Arte del Royal Melbourne Institute of Technology, que reside en México desde el 2006. Su pintura se caracteriza por ser una vía de expresión estética de reflexiones filosóficas y psicológicas muy personales, pero conectadas con intereses universales. Existencialismo y lucha interna están en sus obras; la indagación del Yo en lo mundano y lo metafísico, la dramática necesidad de diseccionar la naturaleza humana hasta sus últimas consecuencias. Warren Hair no le teme a entrar a las profundidades del Ser, en donde se encuentra lo más colorido, pero también lo más oscuro del individuo.

Hair generalmente pinta por series, en las que experimenta con variaciones de un tema. Pareciera que nos comparte momentos de una historia mayor, instantáneas de una narrativa íntima que se proyecta como pública. Después de series más abstractas y conceptuales, en 2013 y 2014; con las series The Shadow Boxing Portfolio y Heroporn, respectivamente, Warren realiza de nuevo obras primordialmente figurativas; en las que combina su elegante trazo, con la pintura; destacando el dibujo. Resulta interesante cómo en algunas de sus obras de esta etapa, manifiesta su ya muy familiar relación con la cultura mexicana. En estas series, Warren Hair encuentra una voz propia que augura el comienzo de su madurez como artista.

Warren Hair reconoce en su trabajo la influencia de pintores como Josh Smith, Brent Harris o Peter Doig, sin embargo, su obra ha ido desarrollando un lenguaje pictórico personal. En el 2017, con las serie de óleos Rising y ahora con su más reciente serie La oscuridad de la noche, de 2018, demuestra una técnica muy disfrutable y una necesidad imperante por experimentar. Hair toma lo mejor de cada etapa previa y comienza a pintar con una libertad que le permite encontrar un estilo intenso, lleno de vigor; pero también orgánico y poético. Juega con diversas composiciones, colores y sensaciones que surgen del mismo interés; y cada pintura resulta una mezcla, una lucha, entre lo abstracto y lo figurativo en la que el resultado es perturbador y a la vez atractivo. Al igual que un criminal que quiere ser descubierto, Warren Hair va dejando entre la abstracción, rastros figurativos; pistas que ayudan a descifrar y enriquecer cada cuadro.

En un contexto en el que su pintura comienza a predominar sobre su dibujo y su paleta se ha vuelto atrevida, dinámica, casi violenta pero, extrañamente, también armoniosa; Warren expresa la antiquísima inquietud por la presencia de un ente sombrío que acecha al ser humano. De una forma muy interesante, el arquetipo de la sombra y su relación con el ser, está presente prácticamente en toda su obra. La figura amenazante adquiere un sentido aplicable a diversas lecturas, pero siempre con una carga psicológica y espiritual contundente.

Su obra se expondrá este año en la Feria de Arte Spring 1883, en Melbourne, Australia; invitado por la galería Kalli Rolfe. Seguramente ese escaparate le abrirá puertas a nuevos horizontes.


www.warrenhair.com.mx

Etiquetas de la nota
, ,
Escrito por
Más de Erandi Avalos

Las Tres Gracias de Sergio Garval

En diciembre del 2017, fue inaugurada en Guadalajara, Jalisco, la primera de...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.