Tiempo y costos

It’s been a time that I thought
Lord this couldn’t last for very long, oh now
But somehow I thought I was still able to try to carry on
It’s been a long, long time coming
But I know a change is gonna come
Oh, yes it is.

A Change Is Gonna Come / Otis Redding.

Tiempo y costos, seguridad, movilidad y semáforos en una infraestructura vial que no soluciona o modera el problema del tráfico mientras el parque vehicular siga creciendo en esta caótica Ciudad de México, y desde aquí te escribo, en este trayecto de casi tres horas entre hogar-trabajo y viceversa que me llevará al descanso bien ganado a escuchar los pendientes que en un futuro podrán engalanar esta sección.

Aquí estoy, paciente, sin prisa… esta vez recordando y contándote cuál es la causa del no haberme vuelto loco: recién vi la sexagésima entrega de los premios Grammy, de los cuales, omitiré algunas categorías obvias que los medios ya se han encargado de informarnos una y otra vez para llegar a una de mis favoritas: “Best Classical Compendium”, en la que con mucho agrado encontré a Jordi Savall, musicólogo catalán y director de orquesta nominado por su increíble compendio “Les routes de l’esclavage” (Las Rutas De La Esclavitud), proyecto multinacional y multicultural que nos permite ver el alter ego de la barbarie: la esclavitud, considerada como la madre del racismo durante una dolorosa y atroz línea del tiempo en nuestra historia que abarcó cuatro centurias, entre 1444 y 1888.

Tiempos y costors, les routes de l'esclavage

Cabe destacar que Savall se ha dedicado a la investigación del repertorio musical antiguo para divulgarlo con instrumentos originales del siglo XVII, además de ser galardonado con la medalla de oro del circulo de Bellas Artes en 2016.

Aquel Nuevo Mundo y su manera brutal y vergonzosa de comerciar con humanos directa y principalmente del continente africano, México, Brasil y las islas del Caribe contempló una restricción e imposición de creencias religiosas que se vieron reflejadas en la forma de vivir y de relacionarse para aquellas personas en condición de esclavitud; la única manera de pasar los días sin perder la fe y emoción de seguir viviendo fue mediante bailes acompañados de cantos e instrumentos musicales, lenguajes que al fusionarse permitieron crear un universo único y así poder resistir lo que la humanidad les preparaba: luz y sombra, justicia y razón, pero sobre todo esa sensación de libertad que nadie les podía arrebatar.

Sensación que puede encontrarse en este compendio de música y poesía dirigida magistralmente por Jordi Savall, acompañado por su ensamble base y creador de muchas de sus joyas, Hespèrion XXI (nombre que recibía el planeta Venus cuando aparecía por Occidente), de La Capella Reial De Catalunya (proyecto compuesto por contra-tenor, tenor y bajo que ha musicalizado a “Jeanne la Pucelle”, un film francés de 1994 dirigido por Jacques Rivette) y la magnífica voz de Bakary Sangaré quien va narrando textos sobre la esclavitud, así como un extenso repertorio de artistas de Brasil (jongos, caboclinhos, paraibanos, ciranda, maracatu y samba), Mali (canciones griot), Bolivia, Perú, Colombia y México (canciones y danzas de tradiciones africanas), interpretando mosaicos musicales de exquisita calidad capaces de transmitir esas emociones que hacen reflexionar sobre el espíritu humano y que ayudan a entender el pasado y origen del sufrimiento.

Refugiémonos en estas dos horas de paz y esperanza mientras afuera el mundo vuelve a resplandecer y regresa a su cause.

Escrito por
Más de Si No

Cocoa Sugar, Young Fathers

I’m tired of wearing this hallmark For some evils that happened way...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.