Origami pictórico

Benito Zamora

El origami gráfico deja tras de sí, estelas donde la imaginación busca un sueño, un desvelo frecuentado desde los extremos del recurso visual. A lo lejos percibimos hazañas inquietas, las cuales quedan inmersas en las ensoñaciones, en la convulsión desesperada, la paradoja onírica con matiz justo del pergamino; alienta a la imagen desde la causalidad, distinguiendo identidades, justificando las evidencias auténticas del artista, el reconocimiento propio de la obra.

Benito Zamora

Benito Zamora

El mundo se vuelve apócrifo al colocar en el plano de la verdad la grafía, la forma, y el destilado de todo el pensamiento intuitivo está destinado a servir solo al ser, a la vivencia desde el suspirar de la obra misma, conciencia matizada en una íntima conflagración.

En los lienzos de la memoria se tiñe la abstracción continua, la impresión recíproca, el objeto y la sustancia mueven el caos de las sensaciones, un reconocimiento subyacente donde reside una sola entidad, la intencionalidad recibida en la obra, un idealismo que corresponde a un alma purista, donde el efecto de la invisibilidad define la realidad a través de un lenguaje – de causa y efecto – la naturaleza del relieve ofrece sus secretos al espectador.

Benito Zamora

En la obra de Benito Zamora, el grabado, el arte plástico, relata una historia derivada desde la experiencia interior. Estas realidades materiales se gestan en la intención divina, la contemplación sobre las líneas – que alguna vez fueron divergentes en el discurrir del artista – toman un nombre, una singularidad para escuchar la intensidad de sus deseos. La intuición innata en la obra de Benito, es el argumento místico de los días.

Benito Zamora

Benito Zamora

Benito Zamora (1951, Guadalajara, Jal.), inicia su formación artística en la década de los setenta, desarrollándose como artista plástico y amante de las voces literarias del momento. Su obra ha sido exhibida tanto en exposiciones individuales (Alianza Francesa de Lindavista, D.F. (1977). Exconvento del Carmen, Gdl. (1978). Casa de la Cultura de Jalisco, Gdl. (1980). Galería Anubis, Gdl. (1981). Galería Haus Der Kunst, Gdl. (2000). Galería de Juristas y Legisladores Jaliscienses, Gdl. (2010). Exconvento del Carmen, Gdl. (2011). Alianza francesa de Guadalajara (2013) como en exposiciones colectivas (Poliforum Cultural Siqueiros, D.F. Galería Tierra Adentro D.F.) de igual manera ha sido galardonado (XV Concurso Nacional de Pintura Joven. Tercer premio en pintura, Aguascalientes. Premiados del XV Concurso Nacional de Pintura Joven, Museo del Palacio de Bellas Artes, Pintura Contemporánea de Jalisco, Museo Guadalajara del Palacio de Gobierno. La Ronda Nocturna, Museo de las Artes MUSA, de la Universidad de Guadalajara. Cien obras, un centenario, Instituto Cultural Cabañas, Gdl. Zugzwang, una revisión de la Colección Carlos Ashida) siendo una de las presencias jaliscienses más impactantes en el arte mexicano.

Etiquetas de la nota
,
Más de Alma A. C. Carbajal Guzmán

Alma y resurrección

La obra en sí misma,  busca subsistir a través del ojo perceptivo...
Leer más

Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.