Las múltiples facetas del escritor

Facetas del escritor - Apócrifa revista de arte

Las múltiples facetas del escritor van más allá del acto de teclear o de mover la pluma. Hay un conjunto de características que definen su ser en diferentes dimensiones, las cuales pueden ser profundamente filosóficas, emocionales e intelectuales. La suma de éstas muestran a un ser completo que plasma sus experiencias y aprendizajes en su propio estilo.

Es difícil precisar cuántas facetas pueden existir. Aquí me he dado a la tarea de enlistar algunas, pero sin duda, habrá muchas más.

Faceta intelectual

La curiosidad es infinita. De un instante a otro algo capta nuestra atención y nos adentramos a aprender lo más que se puede sobre un tema o sobre un dilema de la humanidad. Podemos explorar la teoría más antigua de la que se tenga registro hasta la más actualizada.

Al mismo tiempo, vamos más allá de la cuestión intelectual. Conforme adquirimos más experiencia en la vida, desarrollamos nuestras propias filosofías y a partir de ellas formamos criterios propios para entender el entorno que nos rodea.

De aquí surgen muchas ideas para formar la personalidad de un personaje o para crear mundos con detalles profundos y reales, aunque sean de ficción.

Faceta de lector

Lo he escrito en artículos anteriores: antes de ser un buen escritor, hay que ser un buen lector. Esto no es negociable. Los mejores maestros son todos los autores que han publicado sus obras antes que uno.

Los escritores somos estudiantes permanentemente. Absorbemos conocimiento de otros libros y nos emocionamos con las historias que devoramos con los ojos. Imposible no pensar “yo también puedo escribir así.” “Yo también puedo contar historias con mi propia voz.”

Bien decía Virginia Woolf: “Lee mil libros y tus palabras fluirán como un río.”

Faceta de observador

Somos vecinos de este mundo. Queramos o no, siempre nos toca coincidir con otras personas y ser parte de su cotidianidad de un modo u otro, por largas o cortas temporadas. Durante esa convivencia, llega la oportunidad de observar peculiaridades que se quedan grabadas en nuestras mentes y de ahí extraemos características para construir un personaje.

La observación es tan esencial para el escritor como el hábito de la lectura. Las ideas para el próximo libro están en todas partes si ponemos atención a lo que pasa en nuestras interacciones con otras personas o en en las escenas donde somos espectadores.

Faceta de sensibilidad y expresión libre

La sensibilidad es parte de nuestra humanidad. A unos nos cuesta más trabajo expresarla. Al momento de escribir, todos queremos que nuestras palabras tengan impacto. Queremos provocar algo en el lector y esto no va a ser posible si no estamos en contacto con ese lado nuestro.

Por otra parte, la expresión libre es algo que vive latente en cada escritor. Por circunstancias de la vida, a veces no podemos decir lo que queremos. Nos quedamos con tantas palabras sin pronunciar y por eso a la hora de escribir debemos aprovechar para explayarnos sin miedo.

Faceta progenitora

Cada escritor es creador de sus personajes y sus historias, independientemente de la postura que se tenga respecto al rol de la paternidad o maternidad.

Cada personaje es único e irrepetible. Se piensa con cuidado cada rasgo que va a tener. Se le asigna un nombre propio y se le ve crecer hasta el desenlace de la historia. En ese trayecto, se le cuida, se le enseña, se le castiga si es necesario. De alguna manera, como escritores progenitores, nos enganchamos y se le toma cariño a la obra.

En mi caso, esta faceta progenitora es un hecho en toda la extensión de la palabra, pues se acerca el momento de dar a luz a un ser de carne y hueso. Se acerca la hora de ser madre en el mundo real, no sólo de mis personajes en mis escritos de ficción. Estoy en medio de un mar de emociones que navego con mucho entusiasmo e ilusión.

Por el momento, he de pausar mi colaboración en este espacio para poder darle la bienvenida a este ser especial y así agregar más facetas a mi existencia como persona y como escritora. Confío en que esta nueva etapa me traerá de regreso con más ideas.

Hasta pronto.

Etiquetas de la nota
, ,
Más de Alicia Strathern

Filosofía de los escritores

La filosofía de los escritores es infinita como el universo. Es cierto...
Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.