Marca personal de escritores

En el mundo literario actual, es urgente hablar del concepto “marca personal” o personal branding en inglés. Quienes estamos muy firmes en emprender una carrera como escritores, debemos pensar en este aspecto del marketing para promover nuestro trabajo.

Existen muchas definiciones de marca personal. Haciendo una búsqueda rápida en línea, diversas fuentes ofrecen explicaciones muy completas. Esta es una de las que me pareció más acertada: “es lo que transmite de forma integral quién eres y cómo eres, tu esencia, mostrando lo mejor y de qué manera les sirves a los demás con tus productos o servicios,” (Sebastián Pendino).

A diferencia de las marcas comerciales, las personales nos hacen reflexionar sobre quiénes somos y qué nos apasiona para poder proyectarlo al exterior. Aquí no se trata de crear un personaje o aparentar rasgos de una personalidad extraña. Es simplemente ser nosotros mismos y hablar con nuestra propia voz. Por eso la marca personal no se crea. Ya existe a través de nuestra forma de expresarnos, de vestir, de las causas sociales que apoyamos y de nuestros intereses literarios por mencionar algunos ejemplos.

¿Y para qué se necesita la marca personal? Para conectar con una audiencia. Para poco a poco formar un círculo de personas con las cuales compartir intereses similares y entablar diálogos. Los escritores de nuestros tiempos deben adaptar este concepto como estrategia constante de participación y de presencia en distintas plataformas digitales.

La oportunidad para explayarse y mostrar el trabajo propio es asequible. Esta no es la era para atemorizarse, apenarse o guardar los pensamientos en un cofre. Uno tiene que salir al mundo a compartir todo lo que está haciendo. Para mí, no hay nada más enriquecedor e inspirador que el poder conocer un poco más sobre los autores que admiro. Me doy cuenta que no sólo aprecio su obra sino también su intelecto, su manera de vivir la cotidianidad y hasta su vulnerabilidad.

Como autores, podemos dar ese mismo acceso (o el que se desee) para que conozcan nuestra persona y conectar con otros en diferentes niveles. Me parece que vale la pena intentarlo.

Especialistas en el tema de marca personal pueden citar varios casos de éxito. En cualquier ámbito profesional, hay un sinnúmero de personas que están haciendo una gran labor compartiendo sus conocimientos así como aspectos de su persona. Para mí, Mónica Soto Icaza y Pedro J. Fernández son dos autores referentes. Su comunicación es genuina. En el idioma inglés, Austin Kleon y Joanna Penn son una inspiración. Con ellos nunca dejas de aprender cosas.

Cierro con este pensamiento parafraseado de Confucio que me parece clave para entender la marca personal:

No te preocupes si la gente no te conoce. Más bien ocúpate de ser alguien que valga la pena conocer.

Etiquetas de la nota
,
Más de Alicia Strathern

Autores independientes

Historias de aventura y de terror que no te habían contado A...
Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.