Híbridos: El cuerpo como imaginario

Primeras manifestaciones artísticas


El cuerpo humano es un punto de encuentro y también un punto de quiebre. De eso se trata la más reciente exposición del Museo del Palacio de Bellas Artes; Híbridos: El cuerpo como imaginario.

Al pensar en el cuerpo como un espacio de transformación y de mutación, nos remontamos hasta la época de las cavernas, en donde los primeros hombres de la Tierra hicieron uso de sí mismo y de todo aquello que los rodeaba para explicarse en mundo, y para dejar un registro de su tránsito por el mismo.

La exposición es particularmente interesante, ya que surge a partir de un coloquio internacional homónimo, realizado en 2016 en el que se destacaba el fenómeno de hibridación desde distintos ángulos que van desde el aspecto biológico, antropológico, socio político hasta el artístico desde un enfoque interdisciplinario.

HíbridosEl híbrido como una ventana a la otredad


Desde un concepto tan sencillo como la unión de dos especies para conformar un tercero, estudiosos como Tatyana Franck parten para desarrollar una teoría que nos habla de los puentes que existen y, – necesarios para la convivencia armónica entre las sociedades– vale la pena revisar y revisitar constantemente para entender al otro. Esta postura es un punto de ruptura con los conceptos antropocentristas, que tanto daño han hecho a las culturas occidentales y que, de una u otra forma son arrastrados hasta nuestros días de las formas más variadas, pero que probablemente puedan condensarse en lo que Jean Baudrillard llamó “la sociedad de consumo”.

El arte, la interdisciplina y la crítica social

El Yo como eje central de todas las cosas y el consumo desmedido para llenar vacíos ha sido uno de los temas que el arte retoma para hacer una crítica y que podemos encontrar en artistas como Picabia o Joel Peter Witkin, éste último, además bajo el recurso fotográfico y pictórico a manera de collages, es decir, la hibridación de técnicas.
 En occidente, tras la conquista de las civilizaciones de América principalmente, se dio una lectura muy superficial del arte realizado, el cual no fue resignificado y revalorado sino hasta muchos siglos después. En esta exposición, uno de los núcleos se dedicará al estudio y presentación de esta reivindicación.


Museo del Palacio de Bellas Artes

Marzo 8 a mayo 27 de 2018.

Etiquetas de la nota
, ,
Escrito por
Más de Yareli Baas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.