Emilia Dziubak

Hay ilustradores que tienen la magia de deformarnos el gesto al apreciar su trabajo, sí, deformarnos, porque la belleza no sólo revela felicidad o sentimientos dulces, sino que es una lucha de sensaciones que se unifica en la premisa: fruición.

La conexión más espontánea que logra un artista con su espectador es cuando a través de su obra es capaz de hacernos tocar la memoria o sentimientos de la infancia; Emilia Dziubak es una joven ilustradora de origen polaco, que detalla claramente esa necesidad del ser humano de estar en comunicación constante con nuestros recuerdos, aunque su especialidad es la ilustración para textos infantiles, la artista reúne escenarios conformados por elementos básicos y cotidianos de la vida adulta y atmósferas naturales con destellos de nostalgia y una ternura irremediable.

Emilia Dziubak Emilia Dziubak

<< Relacionado: Art Magazine – La Comida >>

Dziubak ilustra escenarios aparentemente sencillos y digeribles desde el primer ángulo de apreciación, pero es en este proceso de asimilación cuando el ojo expectante penetra en la curiosidad más mordaz; conjugar todos esos elementos recurrentes y luego entender el elemento síntesis, el elemento que detona esa catarsis de la que les hablo antes, es lo que llena de genialidad y belleza su obra.

Total
71
Shares

Subscríbete

Suscríbete a nuestro newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*