Electricidad cromática

Las observaciones sobre el óleo emprenden una mirada diferente, permanecen absueltas a la contemplación caprichosa. La colorida aura solo se percibe por la bendita templanza de la pupila elegida, aquella que dista en su ver lineal y profundiza en sobre las líneas afligidas, rutilantes, cercanas al hastío de los años, la vida o del yo transeúnte de las temporalidades autoimpuestas.

La blanca evocación deja entrever por el resquicio de la mente humana, un fantasma, un doppelgänger nacido en otro tiempo, en la época del desconocimiento mitigante, el cual llega para enmarcar el desprendido humanismo, que busca tener tantos rostros dentro de un mismo cuerpo; el artista le da libre albedrío a través de los colores para que los privilegiados puedan subyacer ante la urdimbre presencia de la entidad emocional, cortejo de máscaras que busca mirarse en la soledad, las alegrías o las aflicciones del espectador.

Carlos Larracilla, Apócrifa Art Magazine
Carlos Larracilla, El sol.

El cucú misterioso de los creadores no deja su melancólica tonada, en las circunvoluciones del espíritu inicia con su consonante martilleo, las ideas más prolijas y alteradas de la conciencia. La sapiencia en la espiral del sinsentido, es quizá la más pura de las creaciones, y solo es dada a los inquietos de corazón. La obra es el umbral exquisito a las contradicciones más fascinantes del ser humano, todo vale el gusto, porque la pena queda como testimonio tonal de que todos podemos vibrar con nuestra propia individualidad.

La obra de Carlos L. contiene todos aquellos escenarios donde se ejemplifica la vivacidad del mundo sensible, la magnificencia en su técnica es sin duda innata, arde en lo profundo, concibe su propio expresionismo como una profecía; imaginación que actúa como etérea partitura, la voz de grandes artistas se convierten en el justo aliciente. Carlos desciende vaticinante, lleva impregnada en el alma una pasión original, la esencia mística del ingenio que muchas de las veces pesa en el mundo mortal, y lleva la misión de acercar a otros a la parte indivisible que llevamos a cuestas sobre los hombros, la emoción en la amplitud de las formas.

Carlos Larracilla, Apócrifa Art Magazine
Carlos Larracilla Danza amarilla.

El arte de las conductas de Carlos Larracilla, es un acercamiento con el pletórico reflejo de nuestro yo sensorial. El universo abre sus puertas sobre cada una de las representaciones pictóricas, siendo una proyección de las regiones invisibles del ánima, los mensajes quedan flotando sobre la superficie del color y se produce una suerte de conjuro para el espectador sensible y ávido del milagro sobre la piel inquieta del lienzo – coloreada – de la propia sensación del autor.

Carlos Larracilla (Guadalajara en 1976) – www.carloslarracilla.art

Para Larracilla el primer contacto con el arte de la pintura fue en la adolescencia después de un severo episodio de depresión que duró casi un año, a lo largo de ese tiempo Larracilla encontró la pintura como un refugio. El primer par de años de la historia de Larracilla como pintor, fue simplemente con fines terapéuticos, pero finalmente su increíble talento se convirtió en su medio para ganarse la vida y su forma de vida. Aunque Larracilla no completó con éxito su educación académica, todas sus obras de arte son el resultado de su esfuerzo y necesidad de experimentación. “Todos mis maestros de arte ya han fallecido”, refiriéndose a artistas como Van Gogh, Caravaggio, Rembrandt y El Bosco, entre otros. Larracilla observa que esos artistas le han alimentado de alguna manera el conocimiento de la pintura. Para Larracilla la pintura de mujeres y animales es la forma más común de comunicar su pasión con el público. Que a lo largo de más de 20 le ha dado coherencia a su trabajo. Hasta el día de hoy, Larracilla ha mostrado su trabajo en más de 120 exposiciones en todo México, Estados Unidos, Emiratos Árabes Unidos, y Europa.

Algunas de sus exposiciones más representativas: 13 Artistas Jaliscienses, (Guanajuato) 1999; Exposiciones en la Casa de la Cultura Jaime Sabines (México, DF.) 1998 y 2000; Alternativas Plásticas Jalisco 2000 Instituto Cultural Cabañas. 2000; Panorama de la pintura en Jalisco 2000-2003, Instituto Cultural Cabañas. 2004; Cuatro menos treinta, (ex Convento del carmen) 2004; Homenaje a Javier Campos Cabello (ex convento del Carmen) 2004; LONDONART. México 2004; Artistas representativos de Jalisco en el aniversario de Culiacán, Sinaloa. 2005; Galería Le nouveau monde, Paris Francia. 2005; Tributo a Don Quijote de la Mancha, ex Convento del Carmen. 2006; Fantasmas Expuestos. Ex convento del Carmen. Guadalajara. 2010; GYEONGNAM ART MUSEUM. COREA DEL SUR. 2014; Lotería Mexicana. Encuentro de Arte Figurativo Contemporáneo. Itinerante 2015 – 2017; Galería Okapi, Dubái. Emiratos Árabes Unidos. 2018; México 35 Encuentro de Arte Figurativo. Museo de Arte Raúl Anguiano. Guadalajara. 2018; Metafórica, Galería Vértice, Guadalajara. 201.

Más de Alma A. C. Carbajal Guzmán

Pasado sobre seda

Al finalizar el año, el pasado queda impregnado sobre la seda del...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.