El rol de los editores

alicia strathern, editores, Apócrifa art magazine

El rol de los editores: hacernos mejores escritores

Que nadie subestime el rol de los editores. Todos los necesitamos para volvernos mejores escritores. Aún más cuando te decides a aventurarte como autor@ independiente.

Siempre son esenciales por lo menos un par de ojos extras que miren las fortalezas y debilidades de nuestro texto desde la neutralidad. Estas revisiones no se pueden cortar del proceso. Es un paso crucial para publicar un trabajo digno de llegar a las manos de los lectores.

Hace poco tuve mi primera experiencia trabajando con una editora independiente. Nuestro trabajo fue ágil. No tuvimos problemas para determinar expectativas, tiempos de entrega y costo del servicio. Me pareció razonable todo lo que me ofrecía. Antes de empezar la edición de mi manuscrito formalmente, revisó las primeras cinco páginas gratis para que yo pudiera observar cómo presentaba su retroalimentación.

Yo estaba muy satisfecha desde esa primera entrega. Pese a que nunca nos conocimos en persona debido a la pandemia, fue posible establecer un vínculo profesional estrecho por email. Cuando recibí mi manuscrito revisado de principio a fin, sus observaciones no decepcionaron. Sentí que cada que leía sus cambios se me ocurrían formas de realzar las características de mis personajes y de las situaciones en las que están inmersos.

Un aspecto crucial de esta experiencia fue comprender que era yo la que decidía qué sugerencias aceptar o descartar. Es aquí donde empiezan a saborearse las libertades que los autores independientes gozan. El control creativo sobre el desarrollo de la historia es una realidad y el/la editor@ lo que menos hace es tratar de cambiar la esencia de tus ideas. Más bien te ayuda a pulir detalles o a detectar inconsistencias.

A propósito de ese control creativo, surge un ejercicio interesante de autoevaluación: reconocer cuando tu redacción puede mejorar considerablemente gracias a las recomendaciones de un@ editor@ y reconocer cuando algo en la retroalimentación realmente no aplica o no funciona. Te toca practicar la humildad y al mismo tiempo confiar en tu instinto para determinar qué es lo mejor. Sólo tú conoces las raíces más profundas de la historia que quieres contar.

Ya que estamos en el tema de la libertad creativa, esta experiencia con la editora me hizo pensar en otro escenario: ¿qué pasa si me doy permiso de escribir en una estructura poco común? ¿Qué pasa si tengo en mis manos algo tan auténtico como Rayuela de Julio Cortázar?

En este caso, considero que la comunicación con el/la editor@ debe ser aún más estrecha para transmitirle exactamente lo que quieres lograr con tu obra. Tienes que explicarle por qué conviene romper esquemas y qué te motiva a optar por un formato diferente. Como autor@ independiente eres libre de tomar decisiones de este nivel. Nadie te va a exigir alinearte a un estilo que potencialmente sea “más comercial”.

Tras haber vivido mi primer contacto profesional con una editora, me queda claro que no hay límites creativos. Se pueden hacer muchas cosas con un manuscrito. La clave está en saber qué quieres hacer y cómo lo quieres transmitir para que el/la editor@ pueda añadir su magia. Al mismo tiempo, a ti te toca permanecer en modo de aprendizaje para expresarte mejor con las palabras.

Detrás de un buen escritor hay un gran editor.

Alicia Strathern se ha desenvuelto en el mundo de la comunicación y el periodismo, pero lo suyo, lo suyo, siempre ha sido escribir las historias que salen de su imaginación. Actualmente se encuentra finalizando su primer libro, mismo que autopublicará próximamente.

Etiquetas de la nota
,
Más de Alicia Strathern

Autopublicación vs método tradicional

Más allá de la batalla, un mundo de posibilidades Existe más de...
Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.