Literatura femenina

Literatura femeninaConocerla para reconocerla

Las mujeres tenemos voz tanto en lo público como en lo intelectual y a través de la literatura femenina. Las ideas que salen de nuestras mentes se pueden plasmar en papel o en formato digital y, en tiempos que exigen cambios radicales, esa voz tiene que resonar más fuerte que nunca.

En meses recientes, al buscar libros en inglés para leer durante el confinamiento, me he encontrado una grata sorpresa: hay catálogos que incluyen la categoría women’s literature, que se traduciría como literatura femenina en español. Es una gran alegría ver que hay un espacio especial para las composiciones creativas de las mujeres. Ojalá fuera más común encontrar una categoría así en las librerías en línea mexicanas.

¿Y exactamente a qué se refiere eso de women’s literature? Definiéndolo de una manera muy simple, es todo aquello escrito por una mujer. Mientras que algunos argumentan que esta definición es muy vaga, a mí me parece adecuada. Sin importar el género literario, el trabajo escrito por una mujer revela su perspectiva particular sobre cualquier tema.

Nos hace falta conocer el mundo a través de los ojos de diversas autoras en diversas latitudes. Ellas, sin duda, nos llevarán de la mano por escenarios inexplorados. Conoceremos personajes femeninos más humanos y menos cosificados. Nos reflejaremos en monólogos y diálogos filosóficos y descubriremos la empatía de las autoras respecto a los problemas, sentimientos y preocupaciones que las mujeres viven en su cotidianidad.

Por estas razones, es importante darle mayor difusión a la literatura femenina.

Hace poco leí un artículo titulado Escritoras Mexicanas: Feminismo y Reivindicación en la Literatura. En él se incluye la decepcionante experiencia que Adriana Pacheco vivió en una librería. Ella es investigadora y creadora del podcast Hablemos Escritoras y la cito textualmente:

“Le pregunté al señor librero sobre una autora, él me mandó a un rinconcito y me dijo: ‘Ahí está la sección de literatura femenina’. Era un rinconcito en un estante (…). Le contesté: ‘Ah, no me diga, ¿este es el rinconcito de la literatura femenina? Entonces, ¿dónde está la literatura masculina?’ Desconcertado me respondió: ‘Pues es toda la librería’.”

Es una desgracia que el trabajo de las escritoras se limite a un rinconcito en un estante. Sin embargo, estamos en etapas de cambio. Cada vez somos más los que queremos encontrar obras de mujeres de siglos pasados y de escritoras contemporáneas emergentes. Las librerías bien podrían replantear sus espacios físicos para presentar la literatura femenina de manera más prominente. O bien podrían reorganizar sus catálogos en línea para dar mayor difusión a la creatividad de las mujeres.

Lo mismo podrían hacer las bibliotecas públicas y universitarias. En los tiempos en los que vivimos, es esencial visibilizar el trabajo de las mujeres para conocer su perspectiva en diversos géneros literarios. Necesitamos leer a las autoras que están escribiendo el presente.

Afortunadamente, ya hay iniciativas que facilitan más este acercamiento. Recientemente descubrí el mapa de escritoras mexicanas que tiene como objetivo dar mayor difusión al trabajo de autoras en México. El proyecto ha tenido tal impacto que ha ido más allá de las fronteras. Es decir, actualmente incluye escritoras mexicanas que viven en el extranjero.

Gracias a herramientas digitales como esta, es posible ampliar horizontes literarios. Todas las plumas tienen una historia que contar en cualquier ámbito. Hay talento y hay mundos nuevos por descubrir. Es tiempo de reconocerlas y apreciar la gran calidad con la que cuentan historias.

Hagamos un esfuerzo más grande por descubrir la literatura femenina.

Etiquetas de la nota
,
Más de Alicia Strathern

Cuando el idioma materno llama

Los caminos del uso del idioma materno son misteriosos e impredecibles. Un...
Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.