Dean Sameshima

In between days (Without you)

Dean Sameshima, nacido en California y actualmente residente en Berlín, es un artista multimedia que profundiza en los sentidos subversivos de lo queer. Reconocido por sus fotografías que lanzan miradas panorámicas a los cuerpos masculinos en movimiento, también ha incursionado en la pintura e integra en sus exposiciones objetos encontrados.

Dean Sameshima - In between days

Destaca, quizá, por la amplitud temática de lo que denomina “la mirada masculina”: una atención objetivante sobre los cuerpos como superficie de deseos. Sin embargo, en 1999 formó parte de la exposición curada por Susette Min The mourning after, en la que también figuraba el artista conceptual estadounidense-vietnamita Kahn Vo.

Sameshima integra a la exposición una reflexión sobre la pérdida, el duelo o la evocación imaginativa de la fantasía con la serie In between days (Without you); título que toma de la célebre canción de la banda londinense The Cure.

Esta serie se compone de diversas fotografías que muestran interiores, en las que destacan camas vacías que son mostradas con filtros de colores que generan una experiencia inmersiva en el espectador.

La presencia sólida y monolítica de los espacios íntimos denota la ausencia de cuerpos humanos en lo que debería ser un lugar para la entrega amorosa, la realización parcial e inacabada de las fantasías sexuales o la mera pantalla de una proyección erótica. Desconcierta, por otra parte, la falta de precisión en la referencia de los espacios mismos: ¿se trata de un interior doméstico?, ¿son las habitaciones de un hotel?, ¿cuál es el índice que muestra la legitimidad o ilegalidad del goce en estas camas sin usar? Tan sólo una de ellas se muestra desordenada, como si se tratara de una imagen post festum.

Dean Sameshima - In between days

Dean Sameshima - In between days

Acaso se trate de un comentario sobre la relación entre la mirada del espectador, la ausencia de los cuerpos (siempre imaginados) y los espacios que relacionan sexualidad con duelo y melancolía. Aunque no sean vistos, el espectador y la espectadora siempre están imaginándose qué tipo de cuerpos estarían gozando ahí, lo que habla de la fantasía misma que trabaja los deseos del visitante de la exposición.

Como sugiere Min en su contribución al volumen colectivo Loss, el visitante sólo descubre que las fotografías fueron tomadas de las habitaciones disponibles dentro de los clubes gay de California para el uso de sus parroquianos tras la lectura del catálogo de la exposición. De este modo, la aguda mirada de Sameshima pone en relación las prácticas sexuales liminales y alternativas con un penetrante sentido de duelo inacabado.

Etiquetas de la nota
, ,
Más de Donovan Hernández

Miradas cinematográficas del arte

Manifesto y The Square. El cine es capaz de ofrecer miradas reveladoras...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.