En tiempo reducido

One small step

Llegó febrero y, con él, finaliza la época de premios para el cine. Uno de los eventos más esperados es la Berlinale que se encuentra en su apogeo en estos momentos y es en mitades de mes que entregan sus galardones, el oso de oro siendo el más prestigioso de ellos, una entrega enfocada en mostrar un panorama amplio de la cinematografía mundial. Pero es sin duda alguna Hollywood quien se roba todos las portadas con la entrega del Oscar.

Podríamos entrar en debate sobre lo que cada uno opinamos sobre esta entrega de premios, lo que significan para una sociedad de nuevo siglo como la nuestra y hasta sobre lo que cada una de las películas propone que abramos discusión al respecto; pero en este espacio no nos gusta la polémica de revista, lo que si que nos gusta es buscar hasta en los rincones más recónditos donde se pueda encontrar arte a destacar.

El cine en su totalidad trata de contar historias y en lo personal siempre me han fascinado los formatos que logran hacer mucho con tan poco, en este caso me refiero a con tan poco tiempo.

Hoy destacamos una de las categorías con menos reflectores en la entrega de los Oscars, la de mejor cortometraje animado. Esta es una categoría que aunque parezca increíble, ha sido condecorada en los Oscars desde el año 1932 y en la cual el año pasado tuvo mayor relevancia gracias a una figura como Kobe Bryant quien fue el ganador por su obra titulada “Dear Basketball”.

Este año como regularmente sucede, la mayoría de los cortometrajes nominados podemos disfrutarlos de forma gratuita y legal. Todos muy distintos en fondo y forma, podemos observar una amplia gama de técnicas de animación, narrativas y hasta emociones, lo cual hace muy interesante de seguir de cerca esta categoría que, pareciera, es exacta y diametralmente opuesta la equivalencia entre poco reflector del medio y el amor al arte.

Bao

Es la propuesta del gigante Pixar. Trata de explorar una relación madre-hijo de una manera única, antropomorfizar un platillo de comida china para representar la brecha creada cuando la madre y el hijo se separan con el paso del tiempo. Bao simplemente es mucho más raro que muchos trabajos de Pixar, y por lo tanto, se respeta la propuesta.

Late Afternoon

La historia está contada de manera fragmentada, pero es fácil de seguir. Nos presentan a Emily, una mujer anciana con una memoria deficiente a corto plazo. Mientras que una joven se preocupa por ella, Emily pasa la tarde recordando momentos de felicidad en su vida. Varios elementos de la
trama se combinan para establecer un giro conmovedor al final.

One Small Step

Es la historia de Luna, una chica con el sueño desde niña de convertirse en astronauta, una historia sobre lazos familiares y el cumplimiento de sueños. Si bien pareciera una historia convencional con el mensaje de “cree en ti mismo y en tus sueños” la trama de la película presenta lo necesario para demostrarte por si misma afecto genuino.

Etiquetas de la nota
, ,
Más de Joshua D Ruelas

El ingenio de WIT

Demetria Hotel ha pasado de ser un bonito hotel boutique a convertirse...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.