Apocrifa Art Magazine, Chris Payne

Textiles, Chris Payne

Las fotografías de Christopher Payne recuerdan a los trabajos de Andreas Gursky sobre el orden en la monumentalidad, esa extraña sensualidad que puede hacer que un observador se detenga a recrear la escena: sus fotografías buscan el orden en la gran escala, y persiguen la armonía del color en la lógica de las masas.

Apocrifa Art Magazine, Chris PaynePensemos en una fábrica textil como la metáfora de la multifrenia que padecemos: máquinas que no paran, velocidad, precisión, producción masificada, despersonalización, deshumanización; el miedo de Weber a la racionalización encarnado. El sujeto intenta imitar la línea de ensamble: ser cada vez más rápido, más eficiente, trabajar más y con menos errores; se da cuenta que no puede, se extraña de sí mismo, se enajena.

Según Lewis Mumford nuestra obsesión con la eficiencia comenzó con el reloj mecánico y no nos ha dejado. “El tiempo vale oro”, pareciera ser un monstruo siempre detrás. Pero si como afirmaba Hegel no hay nada en el exterior que no provenga del interior y la autoconciencia se particulariza en lo que conoce y crea, hay algo en esas máquinas que nos refleja.

Apocrifa Art Magazine, Chris Payne Apocrifa Art Magazine, Chris PayneLas fotografías de Chris Payne recuerdan a los trabajos de Andreas Gursky sobre el orden en la monumentalidad, esa extraña sensualidad que puede hacer que un observador se detenga a recrear la escena: sus fotografías buscan el orden en la gran escala, y persiguen la armonía del color en la lógica de las masas. Pero hay dos diferencias: los detalles y la humanidad. A Payne, particularmente en Textiles, le importa el todo solo en la medida en que muestra sus detalles: de un telar moderno, de un escritorio abandonado. Y no se olvida del hombre. Payne lo muestra en cada etapa del proceso: interviniendo, corrigiendo, evaluando. Va más allá: en varias fotos se centra en el sitio para mostrar que sin él no habría nada. Aun cuando no aparece alguien en la obra su huella está presente: la computadora que espera un usuario, el botón que espera ser activado y los pasillos que alguien debe recorrer. Porque Payne sabe que sin nosotros se acaba el mundo, nuestro mundo, pero hemos creado otro, y ahí estamos, de alguna forma.

powered by Advanced iFrame free. Get the Pro version on CodeCanyon.

Escrito por
Más de Carlos Noyola

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *