El porro de dos

El porro de dos - Apócrifa Art Magazine

POTGOD llegó a mi película cuando estaba enyesada de cuerpo y mi alma rompía una cortina de galería a los dos días de ascendida. Llegó con su arte rústico de madera. Era la encargada de recibir obras ajenas y cuidaba el despejo. JM no desea que diga su nombre. No es como otros que tienen como 72 en desorden.

Él vive. Vive en el piso 4to. B, como el tema de Soda, ¿podés creer? Picnic en el 4to. B dice o decía Gustavo. Qué bronca cuando se fue Adrián Gustavo. Esperaba el despertar ansiado. Pero bueno, en fin, es otra prueba cuando estás en este ring.

El porro de dos - Apócrifa Art Magazine

Las personas racionales tratarían de catalogar la vida-arte de POTGOD dentro de algún libro de síndromes comunes. Pero le ruego Señor, Señora, no caiga en ese pensamiento binario que nada bueno nos trajo. Él me enseñó a transitar otro sendero.

Escuchar, tolerar, entender el discurso ajeno. Lo intento, al menos.

Si nos ponemos a suponer que antes de este mundo, como lo conocemos, habitaron otros ocho antes de los camellos, todo tiene una explicación casi de perplejo. Venimos a reciclar. Y este artista lo hace de verdad.

El porro de dos - Apócrifa Art Magazine

El porro de dos - Apócrifa Art Magazine

Un trabajador de los desechos de Buenos Aires que reinterpreta y completa el desmadre. Catalogar, clasificar, hacer libros, libretas, bordar. La mejor parte, es que las regala sin cesar. Conozco una galerista hebrea que casi desmaya con este iluminar.

Amó, y tomó un vendaval. Juan es mi amigo.

No hay nada de escondido. Opuestos gemelos ideológicos, socios en lo creativo. Su filosofía me deja sin hastío. Ama el sometimiento, el peligro. Le pido que me hable solo de lo lindo. Porque encima es del signo de Cáncer, le encanta el sufrimiento al bandido.

El porro de dos - Apócrifa Art Magazine

Amigos mexicanos y del mundo, acá en el sur no estamos todos locos. Es solamente que aún desconocemos el monetario fondo que significa este hermoso quilombo.

Etiquetas de la nota
, ,
Más de Hija del Cielo

La celebración de la liberación

Este año tuvimos un raro encuentro. Pésaj y Pascuas cayeron en el...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.