Esther Watson

Esther Watson

Esther Watson

Esther Watson

Pocas infancias son tan peculiares como la de esta autora que vivió la primer parte de su infancia en Dallas, su narrativa abiertamente rural, incluye un elemento que en el imaginario común, nos parecería ajeno e incluso extraño, estos objetos que magnéticamente llaman nuestra atención son platillos voladores que denotan una extraña empatía con el entorno. Su orígen ejerce una fuerza emocional profunda en la autora, pues su padre era un gran aficionado a estos, tanto que los construía con chatarra de automóviles.

Más acerca de la obra de Esther Watson.