¿Electrodisgusting?, sí, así es como este dueto, auto describe la corriente artística del espectáculo performántico musical de Las Bistecs.

En el marco del “Malgusto Tour 2017”, se presentaron en la Ciudad de México abarrotando el Pasagüero, éste pasado jueves 31 de agosto, con ese fresco atrevimiento que las caracteriza. Minutos después de interpretar la primer barcarola fue que sin titubeo alguno confirman al público en sus propias palabras algunas premisas como “No sabemos cantar, no sabemos bailar, no tocamos ningún puto instrumento y somos unas mamarrachas, bienvenidos”; suficiente para que los asistentes estallarán en un kitch frenesí.

La interacción con la audiencia es el principal canal de provocación, sacudiendo conciencias a través de ritmos tropicales y pegajosos sobre deliciosas bases electrónicas, atrevido desempeño escénico y el más turbado vestuario rico en excesos, color y brillo.

<< Relacionado: Austra – Future politics >>

El discurso del concepto de Las Bistecs, va más allá de lo que a simple vista pareciera sobrado y vulgar o de la cínica irreverencia en sus letras, es una gráfica exposición de la realidad social en la que todos nos vemos reflejados porque a todos nos sobreviene, siendo entonces el humor con beat el vínculo preciso para estallarnos el mensaje a la cara.

Si no las ha visto o escuchado, atrévase a sentirlas, que como ellas mismas afirman son una fiesta solo para público especializado, avanzado, como usted. No apto para haters.

Sigue a las Bistecs en Facebook, te sorprenderá su malgusto.