¿Dónde queda el Under?

Allá lejos por el año 2007, volvía a Buenos Aires de un autoexilio europeo. Las crisis y los barcos son lugares comunes bajo este hemisferio. No cualquiera vio cinco presidentes casi en el mismo momento.

Volvía al Sur decía, y nada mejor que aterrizar en un antro para el reencuentro. Dos amigos artistas me hacían el tour a lo que me había perdido en años de cuentos. Su calle era la más corta del Centro. Cien metros. Manuel José Argañarás, un Juez y Ministro del 1800 que pronto bajaría su martillo como endometrio. ¿El número? 22. El Loco del tarot y la cantidad de senderos hacia el conocimiento. Esa era la dirección exacta del “Pacha”. Centro Cultural Pachamama, donde las leyendas dicen que habría nacido como burdel y Gardel frecuentaba ese desierto.

Under Pachamama

Under Pachamama

Todo era fascinación. Escaleras a un primer piso, patio de época, vasos en frascos cuando todavía no eran moda e hipismo extremo. Los jueves eran la crème de la anti crème. Comedor de poetas era el ciclo del momento. Los más talentosos, descomunales e ignotos escritores, músicos, pensadores y bebedores salían al escenario en donde nadie aplaudía el éxito.

Los continuos intentos de clausura hicieron que los chasquidos de manos le ganen al silencio. Allí se pasaban horas de charlas y profundos intelectos. Peleas, abrazos, besos y truenos. Ahí aprendí de lo comunitario en medio de la selva de cemento. Ahí hurgué y purgué el pasado, el agujero negro. Parí miles de poesías, libros, amores inquietos.

Under Pachamama

Under Pachamama

El Under, lo paralelo, las luchas y desear girar el timón para otro lado, no es puro cuento. Se siente, se vive, se respira. Se lleva dentro.

Hoy el Pacha vive sus últimos momentos de aliento. Será demolido porque no fue, es y será. Muchos lloran porque la casita de los chasquidos en el barrio de Villa Crespo, ya no estará. No es mi caso. Ya no vivo en Argañarás. Pero cuánto pensé que la amé y ayudó en mi despertar.

Under Pachamama

Under Pachamama

Siguen vivas las ideas, la fe y un nuevo cantar. Ahora sí. Denme nuevas tierras para sembrar, amar y cosechar.

Etiquetas de la nota
, , ,
Más de Hija del Cielo

CARNI.VAL

“Por cuatro días locos que vamos a vivir / por cuatro días...
Leer más

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.